Entidades que lideraron el proceso y áreas estratégicas

Bogotá 2025 nació como una alianza entre la Cámara de Comercio de Bogotá y la Alcaldía Mayor, y contó con la asesoría metodológica de Adam Kahane y Elizabeth Pinnington, de Reos Partners, y el acompañamiento del Centro de Liderazgo y Gestión.

Cámara de Comercio de Bogotá

logo CCB

Alcaldía Mayor de Bogotá | Secretaría General (2012-2015)

logo bogotá humana

Con el apoyo de:
Centro de Liderazgo y Gestión

logo centro liderazgo

Con el apoyo de:
Reos Partners

logo reos partner

Áreas estratégicas

Si queremos transformar el futuro de Bogotá, ¿en qué temas debemos trabajar y concentrar nuestros esfuerzos?
Para responder a esta pregunta invitamos a más de 200 personas representativas de la ciudad. De esta forma identificamos áreas estratégicas que nos permitan transformar a Bogotá hacia el 2025. Imaginemos por un momento que Bogotá es un gran barco, para poder cambiar el rumbo de ese gran barco debemos activar unas palancas, eso es un área estratégica: una forma eficiente de concentrar nuestros esfuerzos en puntos sensibles.

Entonces, finalmente, del trabajo colectivo se identificaron cinco áreas estratégicas, todas profundamente relacionadas, que ponen en escena el tema del liderazgo, la participación ciudadana y la corresponsabilidad ciudadana. Estas áreas conforman un tejido, una visión de Bogotá y la Región hacia el 2025. Pero no solo queremos quedarnos en el discurso, queremos generar, promover y articular iniciativas que contribuyan a alcanzar esta visión en el corto, mediano y largo plazo.

áreas estrategicas 2025

1
Ciudad educadora

La idea es convertir a Bogotá en una ciudad consciente de sí misma, de su diversidad cultural, su riqueza ambiental, su capacidad de convivir con respeto y su potencial productivo e innovador, y que esa consciencia se refleje en el diario vivir de sus habitantes. A tal punto que el simple hecho de caminar por la ciudad e interactuar con ella se vuelva una experiencia llena de aprendizajes sociales.

En ese sentido, debemos recuperar el rol protagónico de la familia en la formación cognitiva y ética de las nuevas generaciones, entender que los maestros no son máquinas de cuidar niños, ni de calificar exámenes, sino agentes activos de reflexión y transformación. Y finalmente hay que promover una pedagogía innovadora, competitiva y crítica, pero al mismo tiempo solidaria. Una ciudad educadora encuentra en sus redes, ya sean de empresarios o colectivos ciudadanos, un espacio pedagógico, donde aprender y vivir son un mismo momento.

2
Oportunidades para la equidad

Con base en el liderazgo colectivo, necesitamos construir un sentido de lo común, que evite el acostumbrado reparto desigual de las oportunidades. Esto nos obliga a revisar la vieja manera de pensar la ciudad como una estructura clasificadora de estratos y privilegios, para anudar más finamente el tejido humano y nuestro sentido del diálogo, donde la calidad de vida es el fin común. Una clave es fortalecer las redes de contacto entre las personas. Esto se traduce en más opciones laborales, alternativas culturales, crecimiento personal y, en últimas, equidad.

Por otro lado, obtener buena calidad en los servicios públicos es algo esencial. Y, asimismo, necesitamos promover una administración pública, transparente y eficaz, que sepa invertir los recursos y evaluar estrategias sólidas para la redistribución de la riqueza. En fin, valorar la equidad es valorarnos como conjunto.

3
Región sostenible

Necesitamos una ciudad donde podamos respirar, tomar agua limpia, disfrutar el paisaje, pero también, una donde podamos viajar ágilmente de un lado a otro y, organizarla territorialmente con una visión estratégica del futuro. La sostenibilidad debe atender estos temas simultáneamente, entendiendo por ello no solo los temas ambientales, sino también las condiciones necesarias para la prosperidad, ampliando nuestra idea de ciudad a una idea que integra a la región de manera estructural.

Si superamos la vieja idea de ciudad y comenzamos a pensar desde una perspectiva regional, podremos entender mejor la relación entre consumo y basura, es decir: aprender a reducir el volumen de residuos y repensar nuestra manera de ubicarlos y utilizarlos. Por otro lado, podremos comprender mejor las diferentes áreas de conservación y asimilar su rol ecológico dentro de una escala más amplia.

4
Pedagogía de lo público

Quizá el objetivo más ambicioso de Bogotá 2025 es transformar nuestra propia manera de pensar. Conseguir esto es fundamental si queremos encontrar una forma de ser que nos haga responsables de la construcción de nuestra propia Ciudad-Región.

Entonces, el reto es articular todos nuestros recursos pedagógicos para que emerjan prácticas culturales, que pongan en marcha la gestación de una nueva identidad regional. Además, para ganar integridad, hay que recuperar el vínculo entre las organizaciones públicas y las personas, agilizando los mecanismos de participación política que dan valor a la voz de la ciudadanía. Y muy importante: necesitamos construir acuerdos reales, entre todos, que nos permitan recobrar el valor de lo público.

5
Ciudad-región inteligente e innovadora

Para completar el cuadro, debemos alimentar una cultura donde la ciencia, la tecnología y la innovación sean los músculos que empujan y sostienen el desarrollo en nuestra Ciudad-Región. Para lograrlo, debemos partir de nuestras propias necesidades e integrarlas en un sistema de investigación e implementación del saber. Esto requiere la construcción de una verdadera política que valore las estrategias y las iniciativas ambiciosas y de largo alcance.

Entonces, hay que consolidar una institucionalidad fuerte, competitiva, con un presupuesto fluido y constante. Solo así podremos orientarnos y ejecutar acciones concretas. Necesitamos generar una cultura donde la ciencia, la tecnología y la innovación, se vuelvan parte de nuestra identidad y eso nos permita crear oportunidades económicas que sean rentables y que nos faciliten la vida diaria.

Plataforma de diálogo para la acción

Bogotá Escenarios 2025 quiere aportarle a la ciudad una guía para la gestión estratégica de su desarrollo a partir del diálogo constructivo entre sus principales líderes y grupos de interés. Esto implica que no nos quedemos en el discurso y pasemos a la acción. Al final queremos generar, promover y articular iniciativas que contribuyan a una mejor Bogotá en el corto, mediano y largo plazo.
Para eso hemos estado identificando iniciativas y proyectos que nos permitan construir juntos un mejor futuro para Bogotá y la Región.

Todos ellos enmarcados dentro de las cinco áreas estratégicas que identificamos colectivamente:

Ciudad – Región educadora

Objetivo
Convertir a Bogotá en un referente cultural, educativo, innovador y de convivencia ciudadana de Colombia.

Estrategias

  • Recuperar la importancia de la familia como núcleo de formación y convivencia ciudadana, fortaleciendo una interacción positiva entre familia – Estado y Sociedad.
  • Reconocer y empoderar a los maestros como agentes de transformación de la sociedad.
  • Consolidar un modelo pedagógico innovador, vinculante y equitativo, que reconozca la ciudad como un espacio educativo.
  • Articular los diversos actores sociales tales como organizaciones artísticas, culturales, científicas, tecnológicas y los medios de comunicación, entre otros, para potenciar la ciudad como escenario de educación permanente y de convivencia ciudadana.
Ciudad – Región con oportunidades para la equidad

Objetivo
Construir acuerdos colectivos que permitan la igualdad de oportunidades de acceso con calidad a activos humanos y de capital para lograr la equidad.

Estrategias

  • Mejorar la calidad en la prestación de servicios.
  • Trabajo digno. Oportunidades de empleo y de ingreso con prioridad poblacional.
  • Transparencia, eficacia y eficiencia en la gestión pública.
  • Valoración de los mecanismos para la redistribución. Creación de condiciones de equidad.
Ciudad - Región sostenible

Objetivo
Liderar acciones que nos permitan avanzar hacia una región sostenible en lo ambiental, en la planeación territorial y en la movilidad.

Estrategias

  • Reducir el volumen y de los lugares donde se disponen residuos (sólidos, líquidos, gaseosos).
  • Promover una acción colectiva masiva hacia una visión supramunicipal reflejada en el POT regional.
  • Desarrollar de un modelo de sostenibilidad de áreas de importancia ecológica en la región.
  • Mejorar la movilidad de la región con calidad y sostenibilidad en el marco del ordenamiento territorial regional.
  • Crear un ecosistema para la educación, la cultura y la participación ciudadana que fomente una vida sostenible.
Ciudad – Región con pedagogía de lo público

Objetivo
Transformar la forma de pensar y actuar de la sociedad para que se entienda a si misma responsable de lo público en la construcción de ciudad - Región.
Estrategias

  • Activar los recursos pedagógicos formales y no formales, como espacios de encuentro para la transformación de las prácticas culturales y la construcción de una nueva narrativa e identidad como ciudad región.
  • Activar la relación entre el ciudadano a la institucionalidad pública y los sistemas de participación política.
  • Construir acuerdos fundamentales entre los distintos sectores públicos, privados, sociales y demás grupos de interés, y los niveles territoriales sobre la valoración de lo público.
Ciudad – Región inteligente e innovadora

Objetivo
Posicionar la Ciencia, la Tecnología y la Innovación como fundamento de una nueva forma de pensar el desarrollo productivo, social y sostenible de la ciudad – Región.

Estrategias

  • Tomar como base el sistema regional de Ciencia, Tecnología e Innovación para la solución de necesidades y oportunidades de la ciudad. Como ejemplo de acción concreta.
  • Construir una política pública ciudad región de largo plazo que articule, motive y de las herramientas a los diferentes actores del sistema, a partir de un plan estratégico, el fortalecimiento de la institucionalidad y un presupuesto permanente y creciente para la CTeI de la ciudad región.
  • Orientar acciones concretas que involucren la formación científica, la gestión de tecnología y la cultura de la innovación en los distintos estamentos de la ciudad.
  • Fortalecer y articular las capacidades de CTeI en torno a la estrategia de especialización inteligente, tomando como base los centros de innovación, investigación y desarrollo, el capital intelectual y los desarrollos de I+D de la empresa, existentes en la región con el fin de solucionar los problemas de la ciudad región y buscar nuevas oportunidades económicas.

Le puede interesar