CCB promueve articulación de actores del sector ladrillero

Representantes de ocho países compartieron sus experiencias durante tres días en la creación de políticas públicas para la industria ladrillera.

Empresarios productores de ladrillo participaron en iniciativa de reconversión tecnológica que ha permitido reducir en 52.000 toneladas  las emisiones de CO2 en los últimos cinco años. El estudio revela que de las 1.343 ladrilleras existentes en Colombia, 77% aún utilizan tecnologías artesanales en la producción de este material.

Vea las imágenes del evento

Como respuesta a las necesidades de los empresarios de la industria ladrillera colombiana, quienes cada vez están más interesados en desarrollar procesos de producción rentables y amables con el medio ambiente, la Corporación Ambiental Empresarial (CAEM), filial de la Cámara de Comercio de Bogotá realizó el Foro Internacional: “Políticas públicas para el sector ladrillero”.

El principal objetivo de este encuentro fue reunir a las entidades de orden gubernamental encargadas de definir y hacer cumplir las normas que rigen a la industria ladrillera, precisamente para buscar una mayor participación del Estado en su labor de apoyar la producción limpia y el desarrollo tecnológico en este sector.

Al evento asistieron representantes del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia y de las corporaciones autónomas regionales de la mayoría de departamentos del país donde existe producción ladrillera, quienes pudieron conocer la experiencia de los invitados internacionales sobre políticas públicas para el sector ladrillero. Entre los países invitados estuvieron Brasil, Bolivia, Chile, Perú, Nepal, Marruecos, México y Sudáfrica.

Fabiola Suárez, directora de la CAEM, expresó que, “es muy importante poder contar con una política pública que promueva la modernización del sector; que se generen incentivos; se creen instrumentos, y que todo esto esté acompañado por las autoridades ambientales”.

Estudio sobre la situación actual de la industria

La CAEM, filial de la Cámara de Comercio de Bogotá, desarrolla esta serie de eventos en el marco del programa de cooperación internacional, Eficiencia Energética en Ladrilleras EELA, el cual viene trabajando desde 2010 en el desarrollo de mejores prácticas operativas para la producción de este material de construcción. En su primera fase la CAEM trabajó con 96 empresarios del municipio de Nemocón (Cundinamarca) y logró beneficiar a más de 200 personas de la Región, promoviendo la reconversión tecnológica de hornos que se utilizan en la zona para la fabricación de ladrillos.

En su segunda fase el programa logró mayor cobertura geográfica y llegó a la mayoría de los departamentos del país en donde hay producción de ladrillos. Esto le ha permitido vincular 579 empresas y beneficiar a 1.054 personas provenientes del sector. Según cifras estimadas por la CAEM, se han reducido en cerca de 52.000 toneladas de CO2 las emisiones de las empresas vinculadas a la iniciativa, al tiempo que han disminuido entre un 30% y un 50% su consumo de combustibles.

La CAEM también realizó recientemente un inventario nacional sobre la industria y encontró que actualmente en el país existen 1.343 ladrilleras en 14 departamentos, las cuales producen al año 835.280 toneladas al mes de material cerámico.

Según las estadísticas, el departamento con mayor cantidad de empresas de este sector es Boyacá, con 31% del total, pero el de mayor producción es Santander, con 26% del mercado. También se evidenció que en Colombia el 77% de las ladrilleras son artesanales, es decir usan tecnologías obsoletas y poco eficientes en el uso de combustibles, y solo aportan un 37% de la producción nacional.

Tanto la Cámara de Comercio de Bogotá como su filial CAEM esperan continuar el trabajo realizado con el sector ladrillero y conseguir que más empresas se vinculen a la iniciativa para promover una gestión ambiental empresarial eficiente y replicable que permita incrementar la productividad y el valor compartido de la industria ladrillera en el país.

English Link