Río Bogotá - Sana que Sana

Las obras para descontaminar el río Bogotá, que se presupuestaron en 6,2 billones de pesos, ahora cuestan un 50 % más: 9,3 billones, según un informe de la Contraloría General.

La información es parte del primer informe presentado por el ente de control sobre los avances del plan de descontaminación, que criticó la ausencia de acciones e inversiones para cumplir con este mandato en el Plan Nacional de Desarrollo, aprobado la semana pasada por el Congreso de la República.

Dicha entidad advirtió además que aún es incierta la cantidad de recursos que se requieren para cumplir con este fallo del Consejo de Estado, hecho en 2014, y que tiene su origen en la sentencia del Tribunal Superior de Cundinamarca, emitida hace 10 años, que determinaba el inicio inmediato de la descontaminación de la cuenca del río Bogotá desde Villapinzón hasta el puerto de Girardot, sobre el Magdalena.

46 municipios y 19 instituciones están a cargo de implementar este plan, pero aún no son claras las cuentas sobre los recursos disponibles y cuándo serán entregados.

Por ahora, la Corporación Autónoma Regional (CAR) entregó unos terrenos para trasladar las curtiembres que hoy hacen vertimientos contaminantes en el río y aspira adecuar 68,8 km que van desde el sector de Alicachín, en el municipio de Soacha, hasta el Puente La Virgen, en la vía Cota-Suba, a finales de este año. Además, compró los 194 predios que necesitaba para culminar las obras.

La sentencia ordena además que en los próximos tres años el Estado deberá construir el Parque Ecoeficiente Industrial para las curtiembres de San Benito y el Parque Ecoeficiente Industrial para las curtiembres de Villapinzón y Chocontá; esto, con el propósito de tratar las aguas residuales, brindando asesoría técnica a las empresas de curtiembres para el cumplimiento de las normas ambientales.

Adicionalmente, la Gobernación de Cundinamarca expidió un decreto para destinar el 1 % de los ingresos del presupuesto del departamento a adquirir predios que permitan la conservación ambiental.

La Cámara de Comercio de Bogotá seguirá haciendo seguimiento al desarrollo del plan y ha incorporado este tema fundamental dentro de las recomendaciones presentadas a los precandidatos a la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca, en el contexto del programa Si yo fuera alcalde / Si yo fuera gobernador.