Cluster, una Iniciativa de la Cámara de Comercio de Bogotá Volver

Así se viajaría en el país si el Gobierno aprueba estos protocolos de bioseguridad

Uso de tapabocas, lavado de manos, distanciamiento social y el bloqueo de las pantallas en el avión son los cambios posibles al volar

Aunque el Gobierno Nacional ya vislumbra empezar los pilotos del transporte aéreo este mes, la fecha de reactivación de la industria todavía no es clara. Mientras tanto, entidades y empresas del sector avanzan en los protocolos de bioseguridad para estar listos una vez se abran los cielos.

En el webinar “Colombia: Listos para despegar”, realizado por la Iata y que contó con varios actores del sector, se conocieron propuestas en las que han trabajado las aerolíneas, concesionarios de aeropuertos y la Aerocivil.

Juan Carlos Salazar, director general de la entidad, indicó que las estrategias incluyen el uso obligatorio del tapabocas, el distanciamiento social y que, en lo posible, no se permitiría equipaje de mano, solo en bodega. Tampoco se podría usar las pantallas para entretenimiento.

Cabe resaltar que los protocolos de bioseguridad ya están en el Ministerio de Salud para su análisis y que solo faltaría la retroalimentación o su visto bueno, por lo que las propuestas hechas por la entidad y las aerolíneas puede cambiar.

Si todo esto se aprueba, la experiencia de viaje será muy diferente. Por ejemplo, el viajero deberá estar mínimo dos horas antes en el aeropuerto para los vuelos nacionales. Se le tomará la temperatura al entrar a la terminal y no puede ir con acompañantes. En lo posible, tendrá que hacer el check in de manera virtual, de lo contrario, en la fila del counter debe mantener una distancia de dos metros.

Necesitamos restablecer la conectividad área en Colombia que es indispensable para integrar a los territorios. En una primera instancia se deshabilitarían los sistemas de entretenimiento a bordo. El distanciamiento físico dentro de la cabina se dará en la medida en que así lo permita la ocupación, la configuración de la cabina y los requerimientos de peso y balance”, expresó Salazar.

Esto da respuesta a unos de los planteamientos que tanto preocupaban a las aerolíneas y es el de tener que activar la figura de la “silla vacía” entre pasajeros. Hace un mes, Alfonso Ávila, presidente de EasyFly, expresó sobre esta medida que “el impacto en las finanzas sería devastador y quebraría a las aerolíneas colombianas”.

Pero no todo se reduce a los aviones. En la sala de espera también deberá haber distanciamiento social y las aerolíneas tendrán nuevas disposiciones sobre cómo se hará el abordaje, que según comentó Julián Laverde, vicepresidente de operaciones de red de Avianca, será por grupos más pequeños para que no hay congestión de pasajeros en el puente de embarque.

“El servicio a bordo inicialmente en vuelos nacionales se limitará a agua a demanda para evitar el contacto. Como vemos las cosas, tampoco se permitiría el equipaje de mano”, expresó Laverde.

Un punto clave en esta nueva dinámica aérea es el uso de la aplicación Coronapp, para así recoger la información de pasajeros y tripulación, con el fin de hacer seguimiento epidemiológico.

En esta nueva normalidad, las autoridades insisten en que el autocuidado es clave y de no cumplir los pasajeros no serán aceptados en el vuelo y podrían enfrentar sanciones administrativas.

Mauricio Ossa, presidente Odinsa, empresa operadora del aeropuerto El Dorado, reiteró la importancia del sector y sobre todo de esta terminal.

"Hasta la primera quincena de marzo, se movían cerca de 120.000 pasajeros por día y eso significaba que había cerca de 28.000 personas trabajando en el aeropuerto en distintas empresas o servicios. Un dato interesante es que de los 75 millones de pasajeros que transitan por el país, 30 millones pasan por Bogotá”, expresó.

En el aeropuerto se implementará revisión de la documentación para ingreso y uso de tapabocas. Toma de la temperatura corporal al ingreso de la terminal. Más de 1000 dispensadores de gel antibacterial. Además,  482 lavamanos con 280 dispensadores de jabón.

También se instalarán corredores térmicos con nueve cámaras termográficas; 15 cámaras térmicas.

Con respecto a la crisis del covid, señaló que, a diferencia de 2001, cuando fue el ataque a las Torres Gemelas y se apostó por la seguridad, en esta ocasión, debe ser por la bioseguridad.

Según informó Salazar, ya son siete alcaldes los que han mostrado interés para realizar las pruebas pilotos en sus aeropuertos. Si bien no dijo cuáles, son varios mandatarios locales que lo han hecho público. Por ejemplo, el alcalde de Pereira ofreció al Aeropuerto Internacional Matecaña, también están en lista el de Bucaramanga, Barrancabermeja y Cúcuta.

El tráfico aéreo se recuperará en 2024
Según explicó el profesor e investigador Pere Suau Sánchez, de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), será hasta 2024 que vuelvan a verse los aeropuertos con un número de idas y vueltas de viajeros similar al que había hasta hace apenas unos meses. Además, indicó que parte de los viajes de negocios, que eran habituales en las empresas antes de la pandemia, se dejarán de hacer. El experto indicó que en los primeros meses se apostará por el turismo interno, pues los viajes domésticos serán los primeros en volver.

Fuente: La república