Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Las 4 macrotendencias de 2018 según WGSN

Durante la feria mayorista Expand Design en el LATU, Rosalina Villanueva Arce de WGSN, la principal empresa predictora de tendencias a nivel global, dictó una charla sobre lo que viene en 2018

Más allá de si se va a usar tal o cual corte de pantalón, determinado tipo de taco o modelo de remera, lo que hace WGSN es estudiar las macrotendencias sociales, políticas, económicas y sí, de moda, para determinar qué temas (o estados mentales, como le llaman ellos) van a predominar en los próximos años. Esta investigación, que según explicó Rosalina a Couture se hace pensando en los próximos dos, cinco y 10 años, incluye datos duros -el famoso big data– y una cuestión más “anímica” de la sociedad.

WGSN anticipa así cuatro grandes estados mentales o macrotendencias para la primavera 2018:

1. Futuro Pausado

El futuro pausado se trata de recordar el pasado para imaginar el futuro.

Cualquiera que haya seguido las novedades de adidas, apenas lee esta frase recuerda la inspiración de sus últimos modelos –NMD y EQT-, para los que se basaron en diseños históricos y crearon algo nuevo. Este tema o estado mental se enfoca en lo que va a ser el futuro de la humanidad, que sin duda está volviendo a valorar los tiempos del pasado en los que las pausas, la tranquilidad y hasta el aburrimiento eran vitales. En un momento en el que las redes sociales parecen ocupar cada hueco de nuestro tiempo libre, la información nos satura y el consumo es abundante, WGSN anticipa que la sociedad se va a decantar por un modo de vida minimalista, sencillo y despojado.

En cuanto a la moda, esto se va a ver reflejado en varios aspectos. En lo más superficial, vamos a ver que cada vez se vuelve más popular el tema del espacio exterior en las colecciones, con estampados de galaxias, naves espaciales, lunas y estrellas –hola, Chanel-. En cuanto a la paleta, vamos a poder ver mucho metalizado -que ya hemos notado en las colecciones de Invierno 2017– olivas y óxido.

2. Afinidad

Afinidad se trata sobre culturas y colectivos, tanto reales como virtuales, que forjan un mayor sentido de comunidad.

Así como en reacción al presente consumista nos imaginamos un futuro minimalista, la hiperconectividad a través de las redes se va a transformar en una revalorización de las culturas, los grupos y el contacto one-on-one. También, como lo indica el nombre, es un tema asociado a los sentimientos, la sensibilidad y la expresión de individualidad. “En 2018 miraremos nuestras identidades físicas y nacionales con nuevos ojos y buscaremos cada vez más atenuar los límites y derribar las fronteras”.

En esa línea los elementos típicos de distintas culturas, como las artesanías, vuelven a adquirir gran valor pasando a estar de moda aquellas prendas o accesorios que cuentan una historia. Un ejemplo es la línea de carteras que Gucci lanzó el año pasado, The Souvenir Collection, en la que crearon un bordado típico de cada región para darle un valor agregado. También, al ser un tema muy relacionado con los sentimientos, se esperan estampados románticos como las flores –groundbreaking-, el gingham y colores pasteles.

3. Psicotropical

Psicotropical explora una naturaleza idealizada para el futuro.

Ya lo estamos viendo, hay una tendencia de búsqueda de lo natural. Desde la comida, que cada vez se hace más hincapié en que sea farm-to-table hasta nuestro tiempo libre, en el que tendemos a ir a espacios abiertos y en conexión con la naturaleza. Y en 2018 “no solo buscaremos lo natural, sino lo supernatural, ya sea a través de paraísos ecotropicales y exóticos o de tierras de ensueño hechas por el hombre“1, como explica WGSN. Se combinan los orígenes relacionados con la naturaleza con elementos futuristas, psicodélicos y abstractos.

En la moda veremos que se mantienen los estampados tropicales en los que predomina la vegetación, la psicodelia, los tonos neón -sobre todo azul, verde y naranja-, las combinaciones de colores inusuales, los patrones basados en el arte digital, las texturas extrañas y las materias primas recicladas.

4. Energía juvenil

Energía juvenil analiza la cultura juvenil que influye en cada área del mercado con una rebeldía ecléctica y un fuerte sentido de la personalidad.

Las fronteras entre Generación X, Z y Millennials van a ir borrándose y la juventud será más una cuestión mental que práctica: a nadie le va a importar cuándo naciste. El tema de “Energía juvenil” apunta a que cada uno pueda demostrar su individualidad y personalidad a través de un estilo único, sin importar su edad. Por otro lado, elementos icónicos de juventudes pasadas vuelven a tomar vida, como las prendas usadas por los chicos de los 80s –hola, adidas– y se reinventan para volverlas actuales.

La moda tendrá un espíritu rebelde en el que tampoco habrá divisiones de géneros ni de deportivo o formal, algo que ya lo podemos empezar a ver de la mano de marcas como Vetements y colaboraciones como las de Supreme y Louis Vuitton. En cuanto a los colores, la paleta asociado con este “estado mental” es de pasteles con tonalidades neón -amarillo artificial y lila eléctrico más que nada- combinados con colores oscuros. La moda de los parches como forma de personalizar las prendas continuará en 2018, más que nada asociada a logos de otras épocas como McDonald’s o Pepsi.

Como vemos, las macrotendencias 2018 van surgiendo de una realidad que ya estamos viviendo y que ciertas marcas han comenzado a captar. Algunas son esperables, otras sorprendentes y hasta contradictorias entre ellas, pero lo que está claro es que las fronteras y los límites se van a ir borrando para dar paso a la singularidad.

Tomado de: Couture