Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

E-commerce y domicilios, las soluciones del comercio local en época de pandemia

Medidas tomadas por las entidades de salud afectarán las ventas en los comercios, pues recomiendan no ir a lugares con afluencia

Una de las recomendaciones que ha hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante la pandemia del Covid-19 es evitar los lugares con alta afluencia de personas. Es por esto que restaurantes, bares, supermercados y centros de consumo masivo verían afectadas sus ventas en un mediano plazo. Una dinámica que, de extenderse, podría golpear al comercio nacional, una de las actividades que más aportó al crecimiento del PIB el año pasado.

Ante esta coyuntura, el comercio electrónico es una alternativa para amortiguar el posible impacto. De hecho, varias empresas reportaron que han tenido incremento en las ventas por medios digitales de artículos de limpieza y salud como tapabocas, desinfectantes, entre otros. Igualmente, los domicilios se convierten en una herramienta importante para los comercios físicos.

De acuerdo con Linio, desde el 26 de febrero de 2020, día en el que Brasil confirmó su primer caso de Coronavirus, Linio ha registrado un crecimiento de 25% en ventas de tapabocas desechables y tapabocas N95.

Entre el 3 de marzo, día en el que se anunció el primer caso de coronavirus en Colombia y el 7 de marzo, cuando se conocieron los otros dos casos del virus, las ventas de tapabocas en Linio crecieron 30% frente a lo registrado el 26 de febrero.

Los antibacteriales, un producto que también está en gran demanda por la coyuntura incrementó sus ventas en 2000% entre enero y marzo.

Esta misma dinámica reportó Mercado Libre, que entre el 5 y el 12 de marzo vieron un incremento de 25 veces en los productos de las categorías de salud y equipamiento médico.

Juan Camilo Pachón, líder de Marketplace para Mercado Libre Colombia, indicó que los e-commerce reducen la exposición a lugares donde la aglomeración de personas es mayor, por lo tanto, es una muy buena alternativa a la hora de comprar y vender productos evitando la propagación de este virus.

Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá, indicó que el coronavirus se suma al pico y placa en la afectación de las ventas del comercio. Según el director, los efectos que tendrá la enfermedad cambiarán la manera de comercializar productos, por ejemplo, bajará el uso del efectivo y disparará el uso de tarjetas, así como las transacciones a través de aplicaciones.

“Las ventas por internet se disparan. Sí prevemos que cambiará la forma de hacer comercio. Vemos como se incrementa la demanda de ciertas cosas. Hay productos de rotación normal que ya son escasos en los supermercados. La gente compra más en caso de que haya que aislarse”, expresó el dirigente.
Para aprovechar la coyuntura, la Cámara de Comercio Electrónico realiza el Mercaweek, evento de ventas online de alimentos que va desde el 13 de hasta el viernes 20 de marzo.

Durante la jornada, participan empresas como Alpina, Coca Cola, Diageo, Grupo Familia, Grupo Nutresa, Johnson & Johnson, Mondeléz Internacional y Team Foods con toda su gama de productos.

Según la CCE, la categoría e-grocery (tienda de comestibles electrónicas) es una de las de mayor crecimiento en el comercio electrónico. En 2018, 59,5% de los internautas colombianos compraron alimentos vía online al menos una vez al mes. La categoría tendrá un aumento debido a las medidas recomendadas para prevenir el Covid-19.

Álvaro Andrés Morales, gerente de análisis económico de la CCE, indicó que países como China y Estados Unidos han visto en el e-commerce una alternativa para evitar el contacto entre las personas. Aunque todavía no hay cifras concretas en el país de cómo se vería impulsado el comercio electrónico, sí hay tendencias de las que se esperan variaciones. Por ejemplo, el turismo, que usa muchas plataformas electrónicas, se verá impactado. Entre tanto, las categorías como el retail se verá beneficiada.

Entre tanto, los centros de consumo masivo como San Victorino ya han sentido los impactos de la enfermedad.

Yansen Estupiñán, gerente general del Gran San, indicó que ya tienen protocolos de limpieza en las instalaciones. Sin embargo, consideró que se verán afectados por las medidas para evitar la expansión del virus.

El centro comercial mayorista tiene alrededor de 700 comerciantes y un flujo promedio de 5.000 personas por día. Según Estupiñán, se ha visto una reducción tanto en ventas como afluencia, por lo que adelantan estrategias de ventas online y domicilios, que han incrementado 50% en la última semana.

De acuerdo con Rappi, el interés mundial por el crecimiento del coronavirus aumentó el número pedidos de supermercados. Las categorías que más crecieron son las de restaurantes, supermercados y farmacias. Esta última tuvo crecimiento de 9% en los últimos días.

Fuente: La República