Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Industria cosmética, afectada por la ‘nueva normalidad’

Sector tendrá que adaptarse a clientes que estarán cubiertos para prevenir el virus. 

Al igual que otros sectores, la industria de los cosméticos no ha salido ilesa de los efectos provocados por el coronavirus en el país. Tanto la venta como la producción de estos elementos de belleza ha disminuido un 49%, según lo revela una investigación del Observatorio de Sistema de Moda de Raddar, Inexmoda y Sectorial.

“En términos generales podríamos decir que el impacto es más negativo que positivo por todo lo que tiene que ver con el tema de cosmética y maquillajes (…). Desde el momento en que se declaró el aislamiento a finales de marzo los consumidores empezaron a concentrar el consumo especialmente en alimentos, artículos de cuidado y aseo para el hogar”, manifiesta Juan Fernando Loaiza, especialista en investigación económica de las firmas realizadoras del estudio.

Por el lado de la producción, durante el primer trimestre de este año, los cosméticos y elementos de aseo tuvieron una disminución de 2,1% en comparación con el mismo periodo del 2019, mientras que las ventas se contrajeron en un 2,3% en el mismo lapso.

No obstante, la investigación sugiere a pesar de las caídas del sector, los productos de cuidado personal e higiene, han ganado terreno en el segmento durante esta temporada.

“La demanda de artículos de aseo es el salvavidas y es a donde muchas de las empresas han llevado su producción. Si hoy en día no están demandando productos que sean tan estéticos entonces las compañías piensan en cómo pueden ofrecer productos que tengan que ver más con la protección, y la disminución de la posibilidad contagio del virus”, resalta Loaiza.

En este sentido, las importaciones de productos como geles antibacteriales, elementos de cuidado personal y aceites esenciales han crecido un 7,4%, pasando de US$142.453 millones en el primer trimestre de 2019, a US$153.061 millones en los tres primeros meses de este año. México (27,2%), Estados Unidos (15,6%) y Brasil (10,9%) son los países a los que se compran estos productos.

La reinvención

Así como en Colombia, la industria cosmética viene presentando importantes caídas en otros lugares del mundo. Recientemente, los estados financieros de la compañía alemana Henkel, que agrupa en su segmento de Beauty Care a marcas como Schwarzkopf, anunció que en el primer trimestre se obtuvieron 935 millones de euros de ingresos por las ventas, lo que representó un descenso nominal de 2,6%, respecto al mismo periodo del año anterior.

Destacando el comportamiento ligeramente negativo en las regiones emergente como Latinoamérica y Asia (excluyendo a Japón) y África/Oriente Medio.

A los importantes descensos también se suma el tema de que la ‘nueva normalidad’ plantea un escenario donde gran parte del cuerpo va a tener que estar cubierto como medida protectora ante el contagio, lo cual tendría un efecto colateral en la adquisición de productos cosméticos. Es por eso que ante esta realidad las empresas ya trabajan en la fabricación de sus apuestas.

“Al usar elementos de protección, la boca y la nariz quedan cubiertas dejando los ojos como elemento de expresión y belleza. En este segmento hemos evidenciado una gran oportunidad para entregar a nuestras consumidoras opciones de maquillaje que resaltan las miradas. Por tanto, productos como maquillaje para cejas, delineadores, pestañinas, sombras y correctores se vuelven fundamentales de esta nueva tendencia”, destaca Mariana Vásquez, Jefe de

Investigación de Mercados Prebel.

En este sentido, y consciente de las posibles bajas en la demanda de algunos elementos como labiales, el director de L´Oréal Colombia manifiesta que “hemos fortalecido nuestra estrategia de relacionamiento capitalizando en la transformación digital que estamos experimentando en estos momentos”. Y es que el comercio electrónico, que se creció cerca del 300% en los últimos dos meses, se convierte en la actualidad en una alternativa para el sector.

Finalmente, Alfredo Morales, presidente Henkel Colombia resalta que “es previsible que los consumidores sean mucho más racionales y prefieran marcas y productos que tengan una muy buena oferta de valor a precios asequibles y, en esa dirección, nosotros tenemos marcas que ofrecen la calidad alemana y la confianza de una trayectoria de trabajo e innovación con marcas como Schwarzkopf, Konzil, Palette, Igora”.

Fuente: Portafolio