Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Estas son las oportunidades para los exportadores por el remezón comercial

La pandemia y las tensiones entre China y Estados Unidos afectan el comercio mundial, pero generan oportunidades.

Por un lado la pandemia, cuyo impacto ya completó seis meses, ha provocado cuarentenas y de paso roto algunas cadenas globales de valor. Muchos productos fabricados en China no salieron debido al cierre temporal de sus fábricas. A su vez, materias primas y artículos que debían llegar a ese país terminaron en otros destinos.

De otra parte están las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos que llevan más de dos años. Todavía no llegan a su fin pese a los anuncios de tregua y a las cíclicas negociaciones para fumar la pipa de la paz y normalizar el comercio.

Esto los ha llevado a buscar nuevos proveedores que reemplacen los productos o servicios que antes negociaban entre sí.

Esos dos movimientos crean un nuevo escenario para el comercio. Hoy los países comienzan a identificar nuevas oportunidades de producir y vender sus productos. Algunos lo llaman resiliencia, otros adaptación a los cambios para sobrevivir.

La directora de la Cámara Colombo Americana (Amcham Colombia), María Clara Lacouture, tiene claro que en este momento el comercio internacional y el sistema productivo mundial se reorganizan y esto genera nuevas necesidades. "Los empresarios han tenido que reordenar sus procesos de producción y distribución. Pero en medio de la incertidumbre, es clave tener presentes las oportunidades que se están abriendo", asegura.

Por eso, bajo su liderazgo, Amcham adelantó el estudio Cadenas regionales de valor para mayor inserción de Colombia en comercio internacional, para identificar los productos que hoy busca el mundo y pueden ofrecer los empresarios colombianos.

Con esta iniciativa, dice la directora de Amcham, "les decimos si ustedes tienen el coraje, yo les tengo el comprador". Su propuesta va más allá de las exportaciones e incluye atraer inversión extranjera directa.

El estudio parte de un hecho: 50% de los productos que comercian Estados Unidos y China son bienes intermedios y en este grupo Colombia tiene muchas oportunidades. Aunque Colombia produce 705 de los items que China exporta a Estados Unidos, las ventajas comparativas reveladas solo están en 108 partidas. Ahí aumentan las oportunidades.

Se trata de productos de la industria química, vegetales, metales comunes y herramientas; piedras, cementos, cerámicos y vidrio, así como materiales textiles y sus manufacturas.

Estos grupos podrían aumentar sustancialmente sus exportaciones a Estados Unidos pues tienen un nivel medio de tecnología, o son bienes intermedios para producir bienes finales de Estados Unidos, para los cuales ese país busca proveedores alternativos. En el caso de productos vegetales, se destacan la piña, demás frutas frescas, hojas, harinas y materiales vegetales, entre otros.

Entre los productos químicos tienen las mayores ventajas óxidos e hidróxidos, insecticidas, gelatinas, carbono, preparaciones capilares, preparaciones para higiene bucal, jabón, ácidos carboxílicos, perfumes y aguas de tocador, cloruro de hidrógeno, preparaciones de belleza, betunes y cremas, entre otros.

Entre los de metal están los aparatos mecánicos, layas, palas y azadas, antimonio y sus manufacturas, tijeras y sus hojas y sierras de mano. Los de piedra y cerámicos incluyen manufacturas de amiantocemento, celulosa, cemento o similares, vidrio colado o laminado, tejas, guarniciones de fricción, fregaderos (piletas de lavar), lavabos y bañeras, vajillas, artículos de vidrio y recipientes para envasado.

Pero también hay oportunidades para atraer la inversión extranjera en industria farmacéutica, manufacturas e insumos para calzado, industria automotriz y alimentos y bebidas.

Las oportunidades están servidas. Pero Lacouture cree que, en todo caso, los empresarios deben mejorar en tres temas críticos. Se trata de la productividad, una adecuada propuesta de valor que no solo se base en tasa de cambio o excedentes y, finalmente, la innovación.

Los empresarios deben adaptarse a un escenario económico adverso, que incluye una posible recesión global. La Organización Internacional del Comercio, OMC, ya confirmó que en el segundo trimestre el comercio global cayó 18,5% y que este año podría haber una caída de 15% en el movimiento global de mercancías. Pero las oportunidades se mantienen..

Fuente: Dinero.com