Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

La magia de la caléndula para recuperar tu piel tras el sol

La caléndula tiene propiedades antioxidantes e hidratantes que pueden revertir los signos de envejecimiento prematuro de la piel producidos por el sol

Después de largas exposiciones al sol, la piel suele sufrir y quedar con algunas marcas visibles que no son fáciles de desaparecer. El sol puede hacer que se produzca un envejecimiento prematuro de la piel, que surjan arrugas, sequedad y manchas entre otras cosas. Otros de los problemas más comunes son la pérdida de luminosidad y la deshidratación, que pueden repercutir en nuestra salud y belleza.

La caléndula es uno de los ingredientes más recomendados para recuperar la piel después de la exposición al sol, gracias a sus múltiples propiedades antioxidantes e hidratantes, razón por la que la podemos encontrar en una amplia gama de cosméticos.

Descubre todos los beneficios de la caléndula para la piel

Los cosméticos naturales siempre son una de las mejores opciones que podemos escoger para el cuidado de nuestra piel, ya que en ellos encontramos una gran cantidad de efectos beneficiosos, sin todo lo perjudicial de los elementos químicos que contienen muchos cosméticos actuales. Entre los ingredientes naturales más favorables para la piel, encontramos la caléndula, cada vez más utilizada en cosmética, en especial para recuperar la piel tras la exposición al sol y de otros agentes externos que pueden llegar a dañarla.

La caléndula tiene todo lo que podemos buscar cuando compramos un cosmético que cuide de nuestra piel, gracias a su acción antiséptica y cicatrizante, que repara de forma intensiva los daños de la epidermis, aportando un extra de hidratación. 

En primer lugar, su efecto antiinflamatorio y calmante puede hacer que el dolor producido por las quemaduras disminuya. Es muy frecuente que después de un día de sol la piel sufra las consecuencias, y en estos casos, utilizar caléndula o un cosmético que la contenga, puede ayudar mucho a calmar el dolor y mejorar el aspecto de la piel.

La hidratación cutánea es de gran importancia para la salud, y por ello es primordial que se cuide, bebiendo agua en abundancia, como por fuera, utilizando productos hidratantes. La caléndula está muy bien valorada en este aspecto, ya que tiene una acción humectante, que conseguirá embellecer la piel de inmediato y recuperar el brillo perdido.

Una vez que la piel ya está hidratada y se ha recuperado de las quemaduras del sol, el siguiente paso para mantener su salud y belleza, es la despigmentación de las manchas generadas por el sol. Muchas personas piensan que es imposible que las manchas de la piel desaparezcan, pero la verdad es que se puede lograr mucho si se actúa con rapidez, y la caléndula puede ayudar mucho a que las manchas se suavicen y reduzcan.

Las marcas de cosmética natural que optan por incluir la caléndula entre sus ingredientes, por lo que no resulta complicado encontrar los mejores productos para cuidar nuestra piel. La caléndula, es una planta con propiedades casi mágicas, que te ofrece todo lo que tu piel necesita para un cuidado profundo después del verano, hidratación, alivio y regeneración.

Fuente: La Vanguardia