Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Emprendedores que con drones se alzan vuelo en la construcción

Usan la tecnología Lidar, la misma que utilizan los carros sin conductor, para reemplazar con sus dispositivos la topografía convencional.

Uno de los dilemas a los que se enfrentan los colombianos que estudian en el exterior es si se quedan buscando oportunidades en la nación en donde adelantaron sus estudios o si se devuelven a aportarle al país.

En esa situación se encontraba Julián Vela en 2014, cuando salió de la universidad en Estados Unidos y entró a trabajar en una empresa de aviación. Su permiso para trabajar era temporal y lo que decidió, apenas terminara, era devolverse a Colombia y crear empresa.

“Desde Estados Unidos evalué el enorme potencial de los drones, gracias a las diferentes aplicaciones que tienen. Así que decido certificarme como piloto de drones”, relata Vela.

Aterrizó en el país dándole el banderazo de inicio a Volartech, una compañía que se idea soluciones tecnológicas para el sector de la construcción, infraestructura y energía a través de drones, cámaras y sensores.

No le teme a volar alto y junto a sus socios Gustavo Guevara y Carlos Guevara, han integrado a su portafolio drones con la tecnología Lidar, la misma que usan los carros autónomos, como reemplazo a la topografía convencional.

“Con la topografía Lidar se puede ser más competitivo en el mercado, los procesos son mucho más precisos y eficientes, lo que constituye un ahorro de recursos importante a mediano y largo plazo”, cuentan.

El despegue en firme de la compañía, que tiene operaciones en Bogotá y Medellín, fue en 2016, incrementando desde entonces su facturación en más de 50% anualmente.

De acuerdo con Vela, están en un momento en el que el sector tecnológico les exige una permanente actualización, lo que los obliga a estar investigando y estudiando constantemente. “Es un sector que ha venido creciendo mucho sin embargo no todas las empresas dedicadas a este tema cuentan con la tecnología y personal capacitado para prestar servicios eficientes y de alta precisión”, dice.

Enfatiza que al usar drones con tecnología Lidar alcanzan altas precisiones en vegetación densa y estos resisten tanto lluvia como vientos que les permiten operar en diversas condiciones climáticas.

La tecnología Lidar (Light Detection and Ranging, en inglés), es una herramienta de medición de luz remota. Los drones de Volartech se basan en el principio de telemetría láser de detección remota.

“Cada haz de luz se refleja en uno o más objetos, luego regresa al receptor. Al calcular el tiempo transcurrido entre la emisión del pulso y su recepción y conocer la velocidad de la luz, el sistema Lidar puede medir la distancia entre la fuente y el objetivo”, añade Vela.

Sus drones emiten 300.000 puntos por segundo que va desde el aire montado en el dispositivo, que sobrevuela un área que el láser escanea o penetra la vegetación para poder determinar el modelo del terreno.

La ventaja es que a diferencia de la topografía tradicional, no se tiene que intervenir en el terreno, sin talar árboles y con la capacidad de acceder a zonas de difícil acceso.

En Buenaventura se tomaron tres días para el levantamiento topográfico de la ampliación del puerto, en un terreno de 150 hectáreas y en 10 días hábiles hicieron entrega del producto final. Según Vela, con topografía convencional se tardarían entre 2 y 3 meses para entregar un resultado cercano, con el triple de costos. Son drones que se alzan vuelo en la industria de la construcción.

Fuente: Dinero