Cluster, una Iniciativa de la Cámara de Comercio de Bogotá Volver

Reconsiderar el embalaje tradicional en la logística

Algunas empresas están ideando formas de utilizar materiales de embalaje tradicionales de formas más respetuosas con el medio ambiente.

El gigante de las bebidas Bacardi, por ejemplo, está desarrollando una botella de papel y una botella de biopolímero biodegradable, ambas programadas para su disponibilidad comercial en 2023, comenta Jean-Marc Lambert, vicepresidente senior de operaciones globales. Estas botellas ayudarán a reemplazar los 80 millones de botellas de plástico que Bacardi produce al año en la actualidad.

Ambos tipos de botellas se biodegradarán aproximadamente en 18 meses, en comparación con los más de 400 años que requieren las botellas de plástico para descomponerse. “Es un gran paso hacia el objetivo de la empresa de estar completamente libre de plástico para 2030”, afirma Lambert.

Además, Bacardi se ha comprometido a compartir la tecnología utilizada para fabricar su botella de biopolímero después de su lanzamiento. “Queremos ayudar a mejorar las cosas para toda la industria”, dice Lambert.

A medida que más empresas cambien los plásticos por alternativas biodegradables, los costos de producción disminuirán, lo que las convierte en una opción viable para más empresas aún.

Recart, un nuevo producto de Tetra Pak, una empresa de soluciones de envasado y procesamiento de alimentos, ofrece una alternativa a las latas y botellas. El cartón utilizado en Recart puede reducir las emisiones de carbono que se generan con los envases de vidrio y aluminio tradicionales en un 81%, dice la compañía. Además, el valor de un camión de envases de cartón Tetra Recart vacíos, entregados desinflados, equivale a nueve camiones de latas vacías, observa Lars Holmsquist, vicepresidente ejecutivo de soluciones de envasado y operaciones comerciales de la empresa con sede en Lausana, Suiza.

Los envases de Recart pesan 20 gramos (menos de una onza) en comparación con los 50 gramos (1.8 onzas) que pesa una lata; la diferencia aumenta aún más si se comparan con los frascos de vidrio. “El costo total de producción cuando se utilizan envases Tetra Recart en lugar de latas ofrece un ahorro del 15% al 20%”, señala Holmquist. La forma rectangular de los envases Recart también los hace muy adecuados para el envío.

Algunas empresas están desarrollando empaques hechos con recursos renovables que no se utilizan habitualmente como materiales de embalaje. Por ejemplo, el empaque ClimaCell de TemperPack está hecho de una mezcla de almidón de maíz y papel kraft, y puede ayudar a reducir el uso de espuma de poliestireno, dice Jed Dutton, vicepresidente de marketing de la empresa con sede en Richmond, Virginia.

Fuente: America-Retail