Cluster, una Iniciativa de la Cámara de Comercio de Bogotá Volver

Así funcionan los equipos de ordeño mecánico con paneles solares

Con el fin de reducir costos a los productores lecheros y de mejorar su productividad, el mercado colombiano ha puesto a disposición esta herramienta

Los paneles solares consisten en energía fotovoltaica que llega directamente al equipo de ordeño. En este momento funciona para 2 unidades”, explicó Lorena Mojica, gerente de la empresa Durordeños. 

Las 2 unidades ordeñan de manera simultánea, y la herramienta incluye el establo, 2 paneles solares, baterías y regulador de energía. De acuerdo con la experta, sus ventajas no solamente incluyen menor impacto en el medio ambiente, sino también más productividad.

“Por cada panel solar, hablamos de que equivalen a sembrar 8 árboles, con este equipo serían 16. El ganadero puede llevar el establo al potrero, sin necesidad de cables ni tomas de corriente. Si se va la luz, sigue funcionando”, añadió.
Mojica señaló que la batería tiene una duración de 2 horas, suficientes para realizar el ordeño de la mañana, dejarlo cargando en el día, y volverlo a utilizar para el horario de la tarde.

Adicionalmente, sirve como planta eléctrica, pues se pueden conectar máquinas como guadañas, motosierras o motobombas en el caso de que no se pueda hacer con el flujo de energía de la finca. O también ahorra combustible, como en el caso de los equipos que funcionan con gasolina o diésel.

“Cuando usamos motor con gasolina o diésel, producen gases como CO2 que contaminan el medio ambiente, en cambio con el panel se evita la emisión de gases. Asimismo, se evita el ruido y el humo, que son factores estresantes para la vaca al momento del ordeño y pueden afectar la producción de leche”, señaló.

Las estaciones cuentan con una durabilidad de 10 años y son muy resistentes debido a que están hechos con acero galvanizado. Por su peso, recomiendan transportarlo con tractor o automóvil, y según Mojica esto no es un inconveniente sino una ventaja, pues el productor puede dejarlo a la intemperie sin temor a que se dañe o lo roben.

La experta contó que ya hay fincas ganaderas aprovechando esta tecnología, en predios de La Calera y Chocontá (Cundinamarca) y Sogamoso (Boyacá), que trabajan puramente con paneles solares.

Fuente: Contexto Ganadero