Cluster, una Iniciativa de la Cámara de Comercio de Bogotá Volver

“La máquina de innovación farmacéutica está en problemas”

Entre las razones de esta situación se encontrarían la complejidad de los problemas que hoy debe enfrentar la medicina y las distorsiones asociadas con los modelos de innovación.

Así lo aseguró el exministro de Salud, Alejandro Gaviria, durante su intervención como profesor invitado de la Cátedra Manuel Ancízar, donde señaló que “la forma como hemos solucionado las fallas del mercado con propiedad intelectual en medicina está teniendo problemas y tiene atorada esta máquina de innovación”. 

El economista y escritor añadió que dicha máquina se basa en las patentes, la forma como generalmente se remunera la propiedad intelectual de organizaciones sociales, universidades y empresas dedicadas al desarrollo farmacéutico. 

Explicó que tal como funciona el sistema actual, la patente brinda una exclusividad de mercado que permite tener unos precios altos que van a remunerar la innovación, además de los recursos físicos y humanos que se invirtieron y por las innovaciones ensayadas en la búsqueda de la fórmula exitosa. 

“En innovación farmacéutica estamos en un mundo de costos fijos muy grandes, uno necesita gastar mucho tiempo, muchos científicos, muchos fracasos para vislumbrar una idea y después también hay un costo muy grande para mostrar su seguridad y eficacia. Pero si yo salgo con la pastillita es muy fácil hacer una ingeniería de reversa, descubrir la fórmula y copiarla a precio cero”, explicó el profesor invitado. 

Según manifestó, la forma como se ha hecho hasta ahora es la misma que ha llevado a una serie de problemas como el acceso a estas innovaciones, un dilema ético entre salvar la mayor cantidad de vidas posible con la democratización de los desarrollos, o mantener en marcha la máquina. 

“Es un cálculo utilitarista de quienes imaginaron esto, es decir, los beneficios de mantener la máquina de la innovación funcionando para la sociedad pueden ser mayores que los costos, medidos en precios muy altos que dificultan el acceso”, afirmó y añadió que se trata de un tema sobre el que existen múltiples opiniones en la literatura científica. 

Cinco problemas

El exministro hizo referencia a cinco problemas por los que atraviesa hoy el sistema de innovación basado en patentes: “el más obvio es el acceso; yo hago una innovación muy importante, tengo el monopolio, pongo el precio en la Luna y mucha gente queda sin acceso”, explicó. 

Con este modelo pueden quedar excluidas las personas cuyo sistema de salud no cubre esos medicamentos costosos, o los habitantes de países con sistemas de salud que no los pueden pagar. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 2.000 millones de personas están excluidas de algunas innovaciones farmacéuticas por cuenta de este modelo. 

Otro problema son las enfermedades desatendidas; al respecto, el experto advirtió que “no todos los problemas le interesan a la industria farmacéutica; a esta máquina schumpeteriana de generar innovaciones le interesa mucho el tema del cáncer, porque está en los países desarrollados, y le gastan cientos de miles de millones de dólares al tema de la disfunción eréctil, pero hay ciertas enfermedades tropicales desatendidas”. 

El tercer problema es el divorcio entre valor y precio: “no solo no investigamos algunas enfermedades, sino que a algunas patologías les ponemos la atención, pero aparentemente con la lupa en el lugar equivocado de lo que sería mejor en términos de salud. Esto es evidente en el tema del cáncer: se está investigando más en cáncer metastásico que en el localizado, que tendría una mayor probabilidad de cura”. 

En relación con la trasparencia –el cuarto problema–, sostuvo que no se conoce a ciencia cierta cuánto cuesta llegar a una innovación farmacéutica y llevarla al mercado exitosamente, lo que dificulta el cálculo de un precio justo.

El quinto y último problema mencionado por el conferencista invitado a la Cátedra Manuel Ancízar es el poco énfasis que se le da a la prevención de enfermedades: “todo este tema de la innovación también nos ha desplazado algunas discusiones importantes en prevención que deberían ocupar parte de nuestra atención en las ciencias médicas”, declaró.

Fuente: Universidad Nacional de Colombia