Cómo prepararse para un proceso de inversión y no fracasar en el intento

El programa de Mentoría con Inversión de la CCB ha sido diseñado para que empresas con alto potencial de crecimiento, y que estén interesadas en recibir apoyo estratégico y capital, sean acompañadas por mentores que les ayuden a transformar sus negocios en empresas sostenibles, teniendo la opción de invertir en ellas.

Bajo este programa, único en Latinoamérica, se pone a disposición de los empresarios mentorías estratégicas ofrecidas por empresarios de amplia trayectoria, quienes no solo están dispuestos a aportar conocimiento, sino también capital, para el desarrollo de emprendimientos en Bogotá y la región.

Por su parte, los emprendedores tendrán que surtir un proceso de preparación y fortalecimiento empresarial que les permita encontrar alternativas de financiación diferentes al crédito tradicional. Este proceso incluye el desarrollo de una estrategia empresarial, así como la preparación para lograr el cierre de una negociación.

Organizar la información y estructurar un discurso que incorpore temas claves para que el inversionista se sienta atraído por el modelo de negocio o su empresa, son puntos claves a la hora de presentar un negocio a un inversionista.

Consejos de expertos

ColCapital, en conjunto con ProColombia, plantean los siguientes aspectos para tener en cuenta en el marco de una negociación. En otras palabras, «son cartas que hay que tener en el bolsillo, pues sin duda alguno de esos puntos lo va a preguntar el inversionista», comenta Isabella Muñoz, directora ejecutiva de ColCapital.

A. ¿Qué hace?

Lo primero es describir, de manera clara, en una frase: ¿Qué hace? La respuesta debe venir atada a dos cuestiones:

1. ¿Qué problemática u oportunidad de mercado va a resolver o va a aprovechar?

«Usted no hace algo porque se le ocurrió hacer ese algo, sino porque identificó una necesidad. Se trata de entender cuál es el problema u oportunidad, porque no todo puede ser problema», señala Isabella Muñoz.

2. ¿Qué va a hacer para resolver ese problema o esa oportunidad?

Es la frase que resume lo que hace o lo que busca. Su propósito es capturar al inversionista mediante una frase concreta, que resuma y haga entender lo que usted hace.

B. ¿Cómo lo va a hacer? ¿Cuál va a ser el modelo de negocio? ¿Qué solución va a ofrecer?

Adicional a estas cuestiones, debe responder otras como: ¿Es un producto? ¿Es un servicio? ¿Es una aplicación? ¿Es una plataforma tecnológica? Es decir, cuál es la solución concreta y qué es lo que va a ofrecer como producto o como servicio.

De igual forma, al inversionista le interesará saber cuál es el proceso establecido para lograr dichos propósitos.

C. ¿Cómo va a operar? ¿Cómo va a monetizar la solución?

Continúe su presentación explicando: «ese es mi modelo de negocio…, así es como gano dinero», pues son aspectos que muchas veces olvidan los empresarios.

D. ¿Quién es su competencia directa e indirecta?

Es importante tenerlo claro, pues al final, eso le permitirá mostrar cuál es su ventaja competitiva, cuál es su diferencial y cómo va a aprovechar esos aspectos.

E. Proyecte y aterrice sus cifras financieras

De forma clara y detallada, indíquele al inversionista hacia dónde va su negocio. Esto le permitirá dimensionar su potencial.

F. ¿Qué necesita? ¿Cuánto? ¿Para qué?

Al finalizar su presentación concrete el tema de inversión y cuéntele al inversionista: «Yo necesito un millón de dólares porque voy a montar la planta de producción que me hace falta, voy a contratar a X personas o a comprar X equipos», recomienda Muñoz.

G. ¿Cuánto está dispuesto a ceder?

Por último, en el momento de negociar tenga claro cuánto está dispuesto a ceder: ¿Está dispuesto a vender toda la compañía? ¿Está dispuesto a vender una parte? ¿La mitad? Usted lo define.

Todos estos aspectos deben estar en su discurso y estructura empresarial, pues en medio de una negociación con un posible inversionista tendrá que ir poniendo sobre la mesa aquellos que más le convengan.

Por último, concéntrese en la negociación y evite caer en errores comunes que se cometen al no prepararse adecuadamente, por ejemplo:

  • Presentar ideas y no un modelo de negocio aterrizado.
  • Mal manejo del tiempo.
  • Falta de preparación y ensayo de la presentación.
  • No mencionar el diferencial del negocio.
  • No presentar cifras de inversión y ganancias concretas.
  • Ser muy técnico y no saber comunicar o vender su modelo de negocio.
  • Asumir una actitud defensiva frente a las críticas o comentarios que cuestionan su modelo de negocio.

El mercado ofrece muchas alternativas para que su empresa pueda conseguir el capital que requiere, pero solo el programa de Mentoría con Inversión de la CCB le ofrece mentorías estratégicas con empresarios que no solo están dispuestos a aportar conocimiento, sino también capital.

Sea parte de esta dinámica de cooperación entre inversionistas mentores y empresarios con alto potencial de crecimiento. ¡No deje pasar esta oportunidad!

Consulte más información