¿Cómo innovar en las empresas?

Para dar respuesta a esta pregunta, lo primero que se debe tener claro es que las empresas pueden innovar en diferentes niveles.

En la CCB contamos con un programa para acompañar a las empresas en la creación de sistemas de gestión de innovación. Consulte más información.

El primer nivel se da cuando la empresa desarrolla una idea que se convierte en un producto, servicio o proceso que genera valor para la organización, no obstante, el mercado exige que se sigan desarrollando nuevas ideas para satisfacer o crear nuevas necesidades; para ello la empresa necesita prepararse para el segundo nivel que es la creación de un proceso de innovación, el cual permite la creación de productos, servicios y procesos nuevos o mejorados utilizando herramientas de innovación de forma ordenada.

Sin embargo, la empresa puede llegar a necesitar que ese proceso de innovación sea continuo o sistemático buscando aumentar su generación de valor de forma permanente; para ello se sugiere un tercer nivel que es la creación de un sistema de gestión de innovación.

Para consolidar un buen sistema de innovación en su empresa, les sugerimos los siguientes cuatro (4) pilares básicos de funcionamiento:

1. Gobierno de innovación: este hace referencia al grupo de líderes visionarios que inspiran la organización, quienes definen las estrategias y focos en los cuales se va a innovar. Así mismo son responsables por asegurar los recursos necesarios para ejecutar esas estrategias, evaluando los resultados obtenidos.

2. Proceso de innovación: este es el paso a paso que permite convertir una iniciativa o idea en una solución creativa que genere valor.

3. Cultura de innovación: se necesita generar, compartir, difundir y promover la innovación en toda la organización para que todos comiencen a hacer las cosas diferentes.

4. Gestión de conocimiento: la sostenibilidad del sistema requiere de estrategias y procesos para convertir el conocimiento de la organización en nuevas ideas, experiencias y proyectos, facilitando que ese conocimiento se transfiera y use permanentemente en la organización.

Dentro del sistema de gestión de innovación existen varias herramientas de innovación que le permiten a las organizaciones crear ideas que generen valor en los clientes tanto internos como externos e implementarlas.

La innovación colaborativa es una de ellas, para entender en qué consiste podríamos preguntarnos: ¿Qué pasaría si decenas de personas fuera de su empresa trabajaran para resolver ese reto que le ha dado vueltas y vueltas en la cabeza?

Una forma de hacerlo es aprovechando la revolución digital, la cual ha transformado la manera en que nos relacionamos. Los consumidores, por ejemplo, se han convertido en agentes activos que opinan, generan información e incluso desarrollan soluciones por su propia iniciativa. 

Este nuevo tipo de relacionamiento ha dado paso a esquemas colaborativos que nos permiten cocrear, multiplicar y masificar nuestra inteligencia, generando un mundo colaborativo.

“Las compañías que integren capacidades colaborativas florecerán mientras que aquellas que no lo hagan estarán en riesgo, convirtiéndose en negocios que, quizá, sean irrelevantes para el mercado”. Esta fue una de las predicciones que hicieron Don Tapscott y Anthony Williams en su libro Wikinomics, publicado por primera vez en 2006, el cual en poco tiempo se convirtió en best seller y un referente para describir los nuevos paradigmas de negocio en el mundo colaborativo.

Otra herramienta es el Design Thinking o Pensamiento de diseño, esta es una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios. Es importante tener en cuenta que si bien el Design Thinking propone un proceso, Tim Brown, CEO de IDEO, en su reconocido libro Change by Design, advierte que no se trata de un método lineal: “puedo avanzar y luego regresar a la etapa anterior”. Además requiere de una cultura de confianza, riesgo y aceptación del error en las organizaciones.

La necesidad de implementar procesos o sistemas de innovación, por parte de las empresas para aumentar sus índices de rentabilidad y sostenibilidad, está creciendo cada día más; es por esto que la Cámara de Comercio de Bogotá apoya a los empresarios de Bogotá y la Región con servicios orientados a la creación y fortalecimiento de sus procesos o sistemas de innovación.

Durante el año 2016 se realizaron 6 eventos llamados “Degustación de Innovación” con la participación de más de 1.000 empresarios y emprendedores que lograron conocer y aplicar diferentes herramientas para el desarrollo de ideas innovadoras.

Además, la Cámara de Comercio de Bogotá, con el apoyo de Colciencias, llevó a cabo 90 talleres de innovación con 5 temáticas que ayudaron a más de 800 empresas a conocer herramientas para la creación de procesos de innovación.