Un libro para disfrutar “Los Sabores de la Reconciliación”

El libro es el resultado del proyecto que, bajo el mismo nombre, reúne a diferentes actores en torno a la tradición gastronómica del país, el lenguaje culinario y la intimidad de una cocina.

La historia detrás del diálogo alrededor de una receta de cocina, entre víctimas del conflicto armado, personas en proceso de reintegración, empresarios y expertos en culinaria, se recoge en el libro “Los sabores de la reconciliación”.

sabores1
sabores2
sabores3

El libro es el resultado del proyecto que, bajo el mismo nombre, reúne a diferentes actores en torno a la tradición gastronómica del país, el lenguaje culinario y la intimidad de una cocina, para compartir experiencias y visiones sobre el proceso de construcción de paz en Colombia.

Este proyecto se formuló en el marco de la estrategia de construcción de paz de la CCB, que busca contribuir al desarrollo sostenible por medio de alianzas con el sector público y el sector empresarial.

La iniciativa es liderada por la Cámara de Comercio de Bogotá y apoyada por la Fundación Colombia con Memoria, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, la Unidad para las Víctimas, Canal Capital y la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos.

En el prólogo, la presidente de la CCB, Mónica de Greiff, resalta que este libro “busca motivar una reflexión sobre la necesidad urgente de tejer escenarios para encontrarnos, reconciliarnos y sanar como sociedad. En la mesa, más que una metáfora, encontramos ese lugar ideal para sentarnos a dialogar. Y en la cocina, esas recetas que conservan el poder de celebrar, describir y armonizar una nación”.

El lanzamiento se realizó en las instalaciones de la Cocina taller, el espacio donde se cocinaron estos sabores y contó con la participación de los protagonistas de esta historia, los verdaderos líderes de los Sabores de la Reconciliación: Yelguy, Ana Adela, Absalón, Marcela, Karen, Ludirlena, Nixon, Ana y Jhon Jaiver.

El vicepresidente de Articulación Público-Privada de la CCB destacó que “el libro no pretende ser testimonio solo de experiencia, es una reflexión sobre la necesidad de espacios de reconciliación".