Líderes del mundo reunidos en One Young World destacan proceso de reconciliación que vive Colombia

Se destacó el proceso de reconciliación que vive Colombia así como las enseñanzas del proceso de paz. 

El ex secretario de las Naciones Unidas, Kofi Annan, destacó las enseñanzas del proceso de paz en Colombia y pidió a los jóvenes del mundo apropiarlas para usarlas en cada uno de sus países.

En un conversatorio los jóvenes delegados colombianos en One Young World hablaron de sus experiencias como víctimas del conflicto.

El ex secretario de las Naciones Unidas, Kofi Annan, presente esta semana en la capital colombiana en la cumbre de jóvenes líderes, One Young World, se dirigió a los más de 1.300 asistentes de 196 países del mundo presentes en el evento y destacó el proceso de reconciliación que vive Colombia tras conjurar un conflicto de más de cinco décadas.

El líder internacional subrayó la importancia de espacios de discusión como One Young World y de su utilidad para generar iniciativas en favor de la paz y la reconciliación.

Dijo que el conflicto alrededor del mundo es generado por la desigualdad, tanto económica como en el acceso de los pueblos a la política, y que para transformar esta realidad los países deben empoderar a sus ciudadanos para que participen en los cambios que se necesitan.

Kofi Annan explicó que el mundo atraviesa por conflictos profundos alimentados por esa desigualdad y mencionó que hay grupos populistas y xenófobos que aprovechan este contexto para generar más odio.

En contraste, el líder social afirmó que la experiencia de Colombia debe ser tenida en cuenta como una lección sobre cómo afrontar el conflicto y sobre cómo construir nuevos lazos para la reconciliación. Dijo que la experiencia en este país entregó enseñanzas al resto del mundo tales como que los procesos de paz deben hacerse con un diálogo franco basado en la confianza y que la participación de las víctimas debe ser permanente y activa. 

“Este proceso nos entrega un mensaje: no perdamos nunca la esperanza, no pensemos que por ser demasiado jóvenes no podemos ser líderes. Pongan esa energía y esa pasión que todos ustedes tienen para construir la paz en el mundo”, dijo Annan al cierre de su intervención.

La otra lección: la paz con el medio ambiente

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, presente en la última jornada del evento, destacó el compromiso de los organizadores por generar espacios de diálogo dedicados a la paz y la reconciliación.

OYW4

El presidente Santos destacó el apoyo y el impulso que le dieron los jóvenes para persistir en la culminación exitosa del proceso de paz, y los invitó a promover la reconciliación no solo entre los pueblos, sino con la naturaleza.

Recordó que el proceso de paz en Colombia atravesó por varios momentos difíciles, el más complejo, el resultado negativo del plebiscito con el que se buscaba refrendar lo acordado con las Farc. En ese sentido, explicó que a pesar de cada dificultad su estrategia para lograr su meta fue no dejar de intentarlo, consejo que dio también a los asistentes.

Santos destacó por otra parte los beneficios de la paz en términos de preservación del medio ambiente y explicó que este es un avance de la mayor importancia, toda vez que Colombia es una potencia mundial en términos de biodiversidad y recursos hídricos.

Dijo que los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas relacionados con sostenibilidad fueron propuestos por Colombia a la comunidad internacional y gracias a la insistencia de dos jóvenes mujeres quienes le propusieron ser el gobierno abanderado de este tema ante el organismo multilateral.

Hizo un reconocimiento a la Cámara de Comercio de Bogotá y a su presidenta, Mónica de Greiff por haber traído este evento a la ciudad.

El presidente terminó su presentación invitando a los jóvenes a asumir su liderazgo y a proponerse grandes objetivos. “Ustedes son los líderes del presente, no del futuro. No se dejen vencer a pesar de las dificultades”, puntualizó Santos recordando las palabras del Papa Francisco, quien visitó Colombia el pasado mes de septiembre.

Historias de perdón

Durante el evento varios jóvenes delegados del país anfitrión contaron sus historias sobre cómo los afectó el conflicto armado y entregaron un testimonio sobre la importancia de la reconciliación y el perdón como herramientas para generar cambios efectivos en una sociedad en posconflicto.

OYW5

En un conversatorio, liderado por Ángela Anzola, Alta Consejera de Víctimas de la Alcaldía de Bogotá, la líder social y víctima del conflicto, Jessica Hoyos, fundadora de la organización Hijos e Hijas por la Memoria y Contra la Impunidad, contó cómo luego de haber perdido a su padre por culpa de la guerra, se propuso buscar justicia y no permitir que historias como la suya queden en el olvido. “Podemos reconciliarnos con nosotros mismos, con los demás y con la tierra. Esa es la única forma en la que podemos honrar el verdadero sentido que tiene ser seres humanos”, dijo.

Por su parte Laura Ulloa, quien fuera secuestrada por la guerrilla las Farc a la edad de 11 años, relató que durante su cautiverio se propuso a sí misma, una vez fuera liberada, dedicar su vida a crear oportunidades de educación y emprendimiento para que la gente no vea la guerrilla como la única salida a sus problemas sociales y económicos.

En el conversatorio también participó Sebastián Cadavid, excombatiente de las Farc quien relató que fue reclutado a los 12 años por esa guerrilla y que estuvo en sus filas hasta los 17, tiempo en el que fue testigo de crímenes atroces, incluyendo el asesinato su compañera sentimental con quien esperaban un hijo.

Cadavid, quien hoy trabaja para la Cámara de Comercio de Bogotá y es propietario de la empresa de calzado, Deja Tu Huella, dona un par de zapatos a un niño de bajos recursos por cada dos pares que vende en el mercado.

“Yo entrego ese par de zapatos con un mensaje a las futuras generaciones de colombianos, diciéndoles que se alejen de las malas decisiones, que no se vinculen a las pandillas o a cualquier forma de ilegalidad, sino que más bien estudien y se hagan un camino como personas de bien”, explicó.

El excombatiente aprovechó su intervención para agradecer a la Cámara haberlo acogido como colaborador desde hace tres años e instó a otras empresas del sector privado a seguir el ejemplo de la entidad.

La Cámara participa en un programa con la estatal, Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), a través del cual ha vinculado como colaboradores a 30 personas en proceso de reincorporación, quienes hoy se desempeñan en varios cargos dentro de la entidad y sus filiales.

La Cumbre de jóvenes líderes One Young World llegó a Bogotá precisamente gracias al liderazgo de esta entidad, la cual postuló a la capital a través del Buró de Convenciones de Bogotá y Cundinamarca para ser sede del evento internacional, el segundo más relevante en hacerse en América Latina después de los Juegos Olímpicos.