En Bogotá crece la preocupación por el impacto negativo de la huelga de trabajadores de Avianca

El 20 de octubre se cumple un mes del paro de pilotos de la empresa Avianca, que ha generado un fuerte impacto en la actividad productiva de Bogotá y el país.

De no encontrar una solución pronta, la productividad de los ciudadanos y la competitividad de la ciudad se verá seriamente afectada.

La presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, Mónica de Greiff, reiteró la preocupación de la Entidad que representa a más de 600 mil empresarios, por los efectos negativos que se están generando en la economía de la ciudad: “es muy preocupante que un grupo de pilotos de la empresa Avianca continúe persistiendo en una huelga declarada ilegal por el fallo del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá al considerar que este es un servicio público esencial e insistan en sus propósitos sin importarles que están afectando a todos los colombianos”.

Señaló además que este conflicto ya tendría solución si los trabajadores hubieran acogido el Tribunal de Arbitramento que en su momento convocó el Ministerio de Trabajo para solucionar la huelga, “estamos convencidos que el arbitraje es un método alternativo eficiente para encontrar pronta solución a los conflictos, y en particular para resolver esta huelga”.

“El país necesita que todos ayudemos a estimular el crecimiento de la actividad productiva y del empleo. Hace algunos días hicimos un llamado a la utilización del diálogo para solucionar el conflicto y hoy, además de pedirle a los trabajadores que acaten las soluciones judiciales, reiteramos el llamado a los pilotos para que comprendan que nos están afectando a todos, y que pueden levantar la huelga y encontrar la solución a través del tribunal de arbitramento que ha sido nuevamente conformado por el Ministerio de Trabajo”.

Para la presidente de la CCB, es preocupante lo que están mostrando los balances de distintos sectores de la actividad productiva que corroboran que se está debilitando la economía y por eso considera urgente que los pilotos de Avianca levanten la huelga. Por ejemplo, “las ventas de las agencias de viaje han disminuido entre un 25 y 30 % y estiman el valor de las pérdidas en US$26 millones.

Igualmente, la ocupación hotelera ha sentido los efectos y se ha reducido. Y las mediciones realizadas por Fenalco estiman un impacto al comercio cercano al 30 %, lo que es muy grave porque el comercio es una de las actividades que más empleo genera en la ciudad. Y en los primeros 20 días de la huelga, 344.000 pasajeros han sido afectados debido a la cancelación de 5.440 vuelos”.

La imagen construida con tanto esfuerzo que ha permitido posicionar a Bogotá entre las ciudades más atractivas en América Latina para el turismo y los negocios está en riesgo. Debemos tener en cuenta que el aeropuerto El Dorado es el primero en carga en Suramérica y el tercero en pasajeros, además Bogotá es el primer destino de los turistas que llegan al país.

El año pasado se registró la cifra más alta de turistas que han llegado al país, más de 5 millones de visitantes y Bogotá fue la ciudad que más turistas recibió, 1.5 millones. Es tan importante el transporte aéreo que la mitad de todos los turistas que llegaron a Colombia lo hicieron por este medio y como Bogotá es el primer destino para el turismo de negocios y eventos, la mayoría de los que llegaron a la ciudad utilizaron el transporte aéreo.

Los eventos nacionales e internacionales como One Young World, la cumbre mundial de jóvenes que realizamos la semana pasada en Bogotá son fundamentales para dinamizar las actividades vinculadas al sector de realización de eventos y convenciones, la generación de empleo e ingresos y posicionar internacionalmente la ciudad. Cada turista de negocios gasta dos veces más en promedio de lo que gasta un turista vacacional. Para ello, el transporte aéreo es fundamental.

Los colombianos necesitamos cambiar y abandonar la forma como enfrentamos los conflictos y las diferencias. No se puede seguir utilizando las vías de hecho, ni vulnerando las libertades, como está sucediendo, para tramitar las diferencias, ni se puede negar la prestación de un servicio esencial como el transporte aéreo.

Tenemos que aprender de la experiencia: el diálogo es la mejor manera para resolver las diferencias y encontrar soluciones. La Cámara en representación de los empresarios de Bogotá hace un llamado al Gobierno Nacional y al Ministerio de Trabajo para que se garantice la libertad de movilidad, se preste plenamente el servicio de transporte aéreo, y a la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles - ACDAC para que reinicien sus actividades y construyan una solución a concertada con la empresa Avianca.

Acerca de la CCB

La Cámara de Comercio de Bogotá es una entidad privada que desde hace cerca de 140 años apoya los sueños de los emprendedores y empresarios de la ciudad. Por delegación legal administra los registros públicos. Trabaja por la seguridad jurídica, por el fortalecimiento del entorno y por los intereses de los empresarios. Acompaña los diferentes ciclos de vida de las empresas y promueve los negocios en Bogotá y la Región.