El Centro de Arbitraje y Conciliación de la CCB fortalece sus servicios

El Centro de Arbitraje y Conciliación inauguró su nueva sede en la calle 76 nro. 11-52, duplicando su capacidad para realizar las audiencias de los procesos de arbitraje y conciliación. En 2016 han atendido 269 casos de arbitraje con pretensiones por 1,9 billones de pesos.

El Centro de Arbitraje y Conciliación (CAC) de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), entidad que lleva 33 años contribuyendo a la solución de conflictos, a la sana convivencia y a la construcción de paz, busca fortalecer su posicionamiento como un referente en arbitraje internacional, en temas jurídicos y buenas prácticas de administración.

Mauricio González Cuervo, director del Centro de Arbitraje y Conciliación, explicó que para alcanzar este objetivo el Centro de Arbitraje y Conciliación está desarrollando varias acciones como el fortalecimiento de su portafolio, la ampliación de su infraestructura y el lanzamiento de nuevos servicios.

El Centro de Arbitraje y Conciliación inauguró su nueva sede ubicada en el norte de la capital colombiana en la Calle 76 nro. 11-52, gracias a la cual duplica la capacidad para realizar las audiencias de los procesos de arbitraje y conciliación que atiende. El edificio, de 4.261 metros cuadrados, cuenta con una estructura de seis pisos donde operan desde hoy 18 salas de audiencia, equipadas con la mejor tecnología audiovisual, cabinas de traducción simultánea y sistemas de videoconferencia que le permitirán a los tribunales arbitrales realizar audiencias virtuales en diferentes idiomas y recibir testimonios de cualquier parte del mundo.

“Estamos en capacidad de recibir procesos de arbitraje internacional en los que las partes, sean cualquier Estado y empresas colombianas o de otros países. Lo anterior, gracias a que el Centro cuenta con convenios con los organismos mundiales más reconocidos, a la calidad de los árbitros y a la infraestructura que tenemos”, dijo Mauricio González Cuervo.

El Centro de Arbitraje y Conciliación prepara, además, el lanzamiento del arbitraje social, un servicio gratuito al que pueden acceder pequeñas empresas y personas naturales, siempre y cuando la cuantía en disputa no exceda los 40 salarios mínimos mensuales legales vigentes ($27,5 millones de pesos).

“Antes de finalizar este año tendremos listo el nuevo reglamento que nos permitirá atender de forma gratuita a miles de empresarios que necesitan solucionar sus diferencias, pero que no cuentan con suficientes recursos para llevar su proceso a la justicia alternativa que se ofrece en los centros de arbitraje”, añadió Mauricio González.

Quienes lleven sus casos al Centro de Arbitraje y Conciliación bajo esta figura tendrán acceso a toda la infraestructura que ofrece la entidad, así como a un grupo de árbitros de las mejores calidades profesionales que donará su tiempo y conocimiento al programa que será denominado de ‘arbitraje social’.