Plan de Desarrollo de Cundinamarca acoge recomendaciones de la Cámara de Comercio de Bogotá

La Gobernación y la CCB desarrollaron mesas de trabajo para analizar las propuestas de los empresarios, las cuales fueron incluidas en el proyecto del Plan de Desarrollo del Cundinamarca.

Consulte el documento con los comentarios al proyecto de ordenanza para el Plan de Desarrollo de Cundinamarca aquí.

La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) reiteró ante los miembros de la Asamblea de Cundinamarca su compromiso con el desarrollo empresarial de la región y con la puesta en marcha de iniciativas de articulación público – privadas que contribuyan al fortalecimiento de la competitividad, la integración y el crecimiento económico del Departamento.
La CCB y la actual administración, en cabeza del Gobernador Jorge Rey, trabajan desde comienzos de año en el análisis de las recomendaciones presentadas por la CCB, precisamente para incorporar componentes estratégicos en el proyecto de ordenanza del Plan de Desarrollo de Cundinamarca.

Tras el análisis del documento radicado por la administración ante la Asamblea, la CCB destacó la inclusión de varias de sus iniciativas en los ejes estratégicos definidos por la Gobernación.

En el eje de Competitividad Sostenible, la CCB resaltó que se haya acogido la estrategia de la vocación productiva del Departamento, llamada “Especialización Inteligente”, como la agenda principal de la Comisión Regional de Competitividad (CRC). Esto permitirá orientar, priorizar recursos, talentos y esfuerzos de los actores regionales de la mejor manera.

En este mismo escenario, la CCB celebró la decisión de la administración de incluir como objetivo la iniciativa de adelantar macro proyectos de transporte para mejorar la movilidad de la región, como la extensión de Transmilenio hasta Soacha, al tiempo que recordó la importancia de ajustar dichas propuestas a los modelos logísticos que se requieren para el transporte de carga en el departamento.

También en este eje, se destacó el objetivo del gobierno departamental de fortalecer espacios de integración regional para la competitividad a través de la Comisión Regional de Competitividad, las Mesas Provinciales de Competitividad y la consolidación de la Región Administrativas y de Planificación Especial (RAPE), así como el compromiso de apoyar las redes empresariales con enfoque de Cluster y de promover el emprendimiento y el desarrollo empresarial, incluyendo las Mipymes, y dando prioridad al desarrollo de la industria agropecuaria y de turismo.

La CCB recomendó a la Asamblea vincular también a las redes empresariales al sector logístico e incluir los programas de formalización empresarial para todos los sectores de la economía del departamento.

En un segundo eje, el de la visión Cundinamarca 2036, la CCB destacó la meta de la Gobernación de buscar un uso racional del suelo para el desarrollo de actividades productivas y económicas, así como la promoción de procesos asociativos entre entidades territoriales que impulsen la sostenibilidad y el desarrollo autónomo; la consolidación de un ordenamiento territorial en el que participe Bogotá y nuevos programas que busquen preservar la estructura ecológica de la región. Ante este escenario, la Cámara recomendó a los miembros de la Asamblea priorizar el respaldo de la Gobernación de Cundinamarca hacia el Comité de Integración Territorial, CIT, constituido en noviembre de 2015 por ocho municipios y Bogotá, como escenario de concertación para la planificación y ordenamiento del territorio.

La CCB que representa a más de 650.000 empresarios de Bogotá y Cundinamarca, recomendó a la Asamblea incluir como objetivo la necesidad de respaldar la construcción de una agenda conjunta de iniciativas y proyectos en el territorio metropolitano (Bogotá y 20 municipios aledaños), que busquen mejorar aspectos como movilidad, seguridad, empleo, servicios públicos y preservación del recurso hídrico, entre otros.

La CCB identificó un tercer eje prioritario denominado Integración y Gobernanza, donde como objetivos el gobierno departamental plantea la necesidad de crear y poner en marcha una estrategia de integración nacional e internacional, en la que serán prioridad cinco proyectos de integración con Bogotá y donde además se busca una mayor participación en la consolidación de la RAPE Región Central.