Calidad turística en Cundinamarca y Tolima

La calidad turística, un elemento fundamental para el desarrollo turístico

La calidad turística es un elemento fundamental para el desarrollo de un destino turístico, lo que requiere el fortalecimiento de la oferta empresarial, que debe adoptar estándares de calidad, tanto en el servicio como en el talento humano que emplea.
 
Los destinos turísticos deben incluir una base empresarial competitiva que preste servicios de calidad turística de manera responsable con el cliente y con el medio ambiente; bajo este entendido, las cámaras de comercio de Bogotá, Ibagué, Honda y Sur y Oriente del Tolima, en alianza con las autoridades de turismo de la región, y con cobertura al departamento de Cundinamarca y Tolima, formularon y aprobaron un proyecto transversal de turismo referido a la Calidad Turística, sustentado en tres etapas: sensibilización, capacitación-entrenamiento y seguimiento.

Grafica Noticia Turisticas

El proyecto es considerado transversal porque llega a superar brechas de calidad turística, una necesidad que le es común a los dos departamentos; este tipo de estrategias optimizan recursos técnicos, económicos y humanos, lo que finalmente contribuye a llegar a una base empresarial más amplia, con mayor cobertura y más impacto.

Específicamente, el proyecto se centra en el cumplimiento de las normas NTS-TS 002 (alojamiento y hospedaje), NTS-TS 003 (agencias de viajes), NTS-TS 004 (establecimientos gastronómicos y bares), NTS-TS- 005 (empresas de transporte terrestre automotor especializados, operadores de chivas y vehículos automotores de transporte turístico) y NTS-TS 006 (organizadores profesionales de congresos, ferias y convenciones). Se espera beneficiar a más de 300 empresarios de turismo de estas regiones. 

Para acceder al proyecto, los empresarios firmaron un acta de compromiso, donde se comprometieron a participar responsablemente en cada una de las etapas y, adicional a ello, a promover las buenas prácticas en sus empresas de manera permanente, con responsabilidad ambiental, social y cultural en el ejercicio de su operación como prestadores de servicios turísticos, además de actuar bajo principios de ética, responsabilidad social y criterios de sostenibilidad, aportándole a una oferta empresarial de región, que haga la diferenciación como destino turístico competitivo en Cundinamarca y Tolima.

Las tres etapas se visibilizaron de tal forma que los prestadores de servicios turísticos pudieran, de manera fácil, conocer el contenido de las normas, en detalle, aprender a manejar la herramienta para el proceso de autoevaluación y declaración en primera parte exigido por el Viceministerio de Turismo, y adicionalmente, facilitarles acompañamiento y entrenamiento sobre la estructuración y definición de las evidencias exigidas por la norma, para su cumplimiento.   

Dicho proyecto va en coherencia con el “Plan estratégico sectorial de turismo 2014-2018”, denominado Turismo para la construcción de paz en Colombia, el cual incluye, dentro de las estrategias para el fortalecimiento del sector, la competitividad para el desarrollo turístico regional y territorial, haciendo énfasis sobre la importancia de la competitividad y sustentabilidad de los destinos y empresas del sector turístico, y resalta que la calidad parte de los empresarios, quienes son responsables de la prestación de servicios turísticos. Para esto define como una acción fundamental promover la certificación de prestadores de servicios turísticos y de destinos apoyados en el cumplimiento de las unidades sectoriales de normalización.

En coherencia con esto, en enero del presente año, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, mediante la Resolución 3860 del 2015, decreta que los prestadores de servicios turísticos de Colombia deberán cumplir con las normas sectoriales-requisitos de sostenibilidad referidas a establecimientos de alojamiento, gastronomía, transporte turístico, agencias de viajes y operadores de eventos, ferias y convenciones, entre otros.