Inician operación de 2 nuevos clústeres en la región

Se trata de los cluster de Servicios Financieros y Farmacéuticos. Conozca más sobre el tema.

La Cámara de Comercio de Bogotá acaba de lanzar los clústeres de Servicios Financieros y Farmacéuticos, con el fin de que la capital sea reconocida como el principal centro financiero de la región Andina, Centroamérica y el Caribe, y como el mayor productor de fármacos biotecnológicos, en un horizonte de diez años.

El primer paso se dio con el lanzamiento de los dos clústeres de Servicios Financieros y de Farmacéuticos, que agrupa a los principales actores de la cadena productiva en cada uno de los sectores, que trabajarán para superar las barreras que tienen en sus respectivas áreas, durante la siguiente década.

En el caso del primer clúster (Servicios Financieros), se espera que Bogotá aparezca en el mapa internacional como un centro financiero, y no ya solo como una ciudad que presta buenos servicios a sectores económicos. Los miembros de este renglón, organizados por la Cámara de Comercio de Bogotá, buscan volver más dinámica la economía de la capital colombiana, pues en la actualidad genera más de 126.000 empleos directos y le aportan 10,3 puntos al producto interno bruto de la ciudad.

La importancia de que los actores de este sector, públicos y privados, se organicen radica en que el 76 % de las casas matrices de los bancos del país están en la capital.

Y no solo eso, 9 de los 10 que son extranjeros y que tienen presencia en el país operan desde Bogotá, así como 8 de cada 10 intermediarios financieros. Además, todas las entidades públicas relacionadas con el sector se concentran en Bogotá.

El clúster se organizó para hacerles frente a cinco puntos específicos, en los que se debe trabajar de aquí al 2026, los cuales se identificaron en un ejercicio adelantado con los integrantes del sector financiero.

“Uno es la inclusión y la educación financiera de los bogotanos; segundo, la mayor cualificación del talento humano; tercero, el posicionamiento, ya que somos el centro de Colombia, pero la meta es serlo en la región; la innovación, para que a través de la ciencia y la tecnología se puedan ofrecer mejores servicios y con ello mejorar la percepción del sistema financiero en la población en general –explicó Castaño–. Y, por último, el aspecto normativo, de cómo regular los nuevos actores que entran en el sistema financiero”.

Cabe señalar que la traba en el talento humano no es exclusiva de este sector. En la caracterización que ha adelantado la Cámara de Comercio de Bogotá con otros 14 clústeres, se encontró que esta es una de las mayores dificultades para mejorar la actividad económica de la capital.

“Es una queja constante de los empresarios, que dicen no encontrar personal especializado para ciertas áreas”, enfatizó el vocero de la CCB.

La carrera de los próximos diez años en la que se encamina el sector privado, principalmente, genera una simbiosis con la capital, pues mejora la oferta de empleos y la remuneración de estos, dinamiza la economía, fomenta la educación financiera y facilita el acceso a apalancamientos, que requieren los otros sectores industriales.

“Si conseguimos que las personas tengan mayor relación con el sector financiero, eso logra formalizar mucho más la economía y si logramos que las personas estén educadas financieramente, se genera una dinámica económica y de inversión interesante”, indicó Castaño.

Por eso, señaló que el lanzamiento de este clúster es un espacio “para que los actores de este sector vengan y construyan proyectos de alto impacto, que respondan a esos limitantes que hemos identificado”.

La carrera por la innovación en fármacos

cluster farmaceutico

El sector farmacéutico aporta el 8 % del PIB de la capital y representa el 10 % de las exportaciones. Para 2014, la producción bruta de este sector llegó a los 1.918 millones de pesos, y en el 2015, del total de exportaciones realizadas por la industria farmacéutica en Colombia, de Bogotá salió el 47 por ciento.

Aunque su potencial es alto, uno de los cuellos de botella que identificó la Cámara de Comercio de Bogotá de la mano de los industriales y los expertos que trabajaron en varias mesas es que de las 9.453 empresas del sector que hay en Bogotá, solo el 5 % se dedica a la producción de medicamentos y el 95 % restante a la distribución. Sin embargo, la mayor parte de los recursos que se generan son por productos de síntesis química (por ejemplo, las pastillas).

La apuesta a diez años es que se impulse el desarrollo de productos biológicos, biotecnológicos y fito terapéuticos, que le darán un factor diferenciador a las exportaciones que genera.

Con el lanzamiento del clúster farmacéutico, la CCB invita a todos los integrantes de la cadena productiva a participar del trabajo para mejorar en la innovación, en el desarrollo empresarial y en la consecución de talento humano especializado, que es otra de las trabas que limitan el crecimiento económico.Esto es importante, pues las actividades relacionadas con farmacéutica generan en Bogotá 17.000 empleos directos, sumados a los 5.000 que se dan en Cundinamarca.