Los empresarios de Bogotá comprometidos con la paz

La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) presentó los resultados de la única Encuesta de Paz aplicada a empresarios en el país.

La Encuesta Empresarial de Paz, aplicada a empresarios en el país, plantea acciones a realizar por el Gobierno y el sector privado en un escenario de construcción de paz.

Los empresarios señalan que en un escenario de paz habría mayor inversión extranjera (80 % de los encuestados), mayor crecimiento económico (66 %) y se beneficiaría principalmente a las áreas rurales (68 %).

Si el Gobierno brindara incentivos tales como acceso a tecnologías y apoyo a la comercialización de sus productos, el porcentaje de empresarios que apoyaría el proceso de reintegración pasaría de 49 a 80 %.

El 47 % de los empresarios encuestados apoya el proceso de paz, porque considera que el camino del diálogo es la mejor manera de solucionar el conflicto y el 49 % participaría en procesos de reintegración. Así mismo, el 62 % de los encuestados confiaría en lo acordado por las partes sin necesidad de acudir a un referendo.

Así fueron revelados los resultados de la Encuesta Empresarial de Paz aplicada por la Cámara de Comercio de Bogotá a 1.321 empresarios de la capital del país, durante abril y mayo de 2015.

Solo el 35 % de los encuestados señala que conoce los acuerdos alcanzados en La Habana y un 88 % considera que la divulgación por parte del Gobierno no ha sido adecuada. No obstante, el 47 % de los encuestados manifiesta estar de acuerdo con el proceso, en particular, por el deseo de alcanzar la paz (44 %) y porque opina que el diálogo es la mejor alternativa para poner fin al conflicto (28 %).

Quienes no están de acuerdo con la negociación (53 %) señalan que desconfían del proceso, de los actores, del resultado y del tiempo que los diálogos han durado.

El 55 % de los encuestados indica que continuará apoyando el proceso de negociación, así éste no concluya en 2015. Un 71 % de los empresarios considera que la construcción de paz llevará por lo menos una década.

Dentro de las actividades empresariales que se desarrollan en la actualidad, el 9 % tiene proyectos cuyo objetivo es apoyar la construcción de paz. De ellos, el 51 % está dirigido a la generación de empleo en general y a la población vulnerable.

En relación con el proceso de reintegración, el 49 % señala que participaría y el 51 % considera que no. Sin embargo, más de la mitad de quienes indican como primera mención que no participarían, cambiarían de opinión si se les brindara algún tipo de beneficio para su empresa, como acceso a tecnologías y apoyo a la comercialización de sus productos, alcanzando así el 80 % de apoyo al proceso de reintegración. No obstante, solo el 18 % de los encuestados conoce algún programa de reintegración dirigido a excombatientes.

Un 47 % de los encuestados cree que el principal reto de la negociación es garantizar que los excombatientes tengan canales políticos para exponer sus ideas. Consideran que la desmovilización de las FARC impactará positivamente la seguridad rural (68 %), fortalecerá la democracia en Colombia (54 %) y mejorará la seguridad en las ciudades (47 %).

Justicia transicional

Más del 60 % de los empresarios encuestados considera que los miembros del secretariado y comandantes de las FARC deben ir a la cárcel ante un proceso de desmovilización. Mientras que para los combatientes, los encuestados consideran más apropiadas las penas alternativas, tales como trabajos sociales en zonas de postconflicto (25 %), en colonias agrícolas (20 %) o, inclusive, trabajos en obras de infraestructura (8 %).

Según los empresarios bogotanos, los desmovilizados de las FARC tendrán mayores probabilidades de trabajar en el sector público y desempeñarse en cargos de elección popular regionales y locales (60 % en promedio).

El 82 % señala que un proyecto de “justicia transicional” aplicable al conflicto armado colombiano debe convocar a todos los actores: guerrilleros, funcionarios públicos, fuerza pública y empresarios.

Refrendación de acuerdos

Como mecanismo de refrendación de los acuerdos, los empresarios bogotanos prefieren confiar en lo acordado entre las partes sin necesidad de acudir a un referendo (62 %). Sin embargo, ante la posibilidad de este mecanismo de participación en el corto plazo, el 47 % votaría a favor del acuerdo final con las FARC. 

Columna de la presidenta de la CCB, Mónica de Greiff

La Encuesta Empresarial,  instrumento para tomar acciones frente a la construcción de paz

En la Cámara de Comercio de Bogotá presentamos los resultados de la segunda Encuesta Empresarial de Paz aplicada entre abril y mayo de 2015 en una de las coyunturas más complejas del proceso de paz, 11 soldados muertos en el Cauca y ataques a la infraestructura. Nuestro objetivo es sugerir acciones que, desde el Gobierno Nacional, la sociedad civil y el sector privado, podamos desarrollar en un escenario de construcción de paz en el país.

Uno de los principales retos para el Gobierno es aumentar el conocimiento sobre los acuerdos alcanzados en La Habana. El 65 % de los empresarios manifiesta no conocerlos y un 88 % considera que su divulgación no ha sido adecuada. La pedagogía para la paz es, entonces, fundamental para dar a conocer los avances de la negociación y sus implicaciones, generando escenarios de retroalimentación con el sector empresarial, que permitan consolidar una visión colectiva sobre los dividendos de la paz y aumentar la legitimidad del proceso.

A pesar del momento tan difícil en el cual se aplicó la encuesta, el 47 % manifiesta estar de acuerdo con los diálogos y las razones son aún más alentadoras: el deseo por alcanzar la paz y el diálogo como mejor alternativa para poner fin al conflicto representan el 72 %.

De otra parte, el 71 % de los empresarios considera que la construcción de paz es un proceso que llevará por lo menos una década. Esto nos confirma que son conscientes de la gran tarea que tenemos los colombianos en los próximos años.

Si el Gobierno brindara incentivos tales como acceso a tecnologías y apoyo a la comercialización de sus productos, el grupo de empresarios que apoyaría el proceso de reintegración pasaría de 49 a 80 %. Esta es una oportunidad para recomponer el portafolio y aumentar la participación empresarial en la tarea asumida por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) y la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV). A su vez se debe considerar la activa participación de entidades como el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Bancoldex y ProColombia.

En relación con el modelo de justicia que se está considerando aplicar al proceso, los empresarios (82 %) señalan que tanto guerrilleros, miembros de la fuerza pública, funcionarios públicos y sector privado deben incluirse en un proyecto de Justicia transicional. Esto refleja su apoyo decidido a los procesos de búsqueda de la verdad, promoción de la justicia, reparación y no repetición.

Sobre el mecanismo de refrendación, el 62 % de los empresarios estaría dispuesto a confiar en lo acordado entre las partes sin necesidad de acudir a un referendo. Si tuvieran que acudir a uno, el 47 % votaría a favor del acuerdo final, el 29 % no votaría y un 24 % estaría en contra.

Desde la CCB consideramos prioritario seguir generando información sobre la percepción empresarial frente al proceso de negociación. Los empresarios debemos estar comprometidos con la construcción de paz y participación de las estrategias de reinserción económica de excombatientes y de población víctima del conflicto, así como de las iniciativas de reconciliación en el país.

*Presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá