Matrícula Mercantil

Inscriba, renueve y conozca los beneficios y utilidad de la Matrícula Mercantil

Hace pública la calidad de comerciante, en la medida que hace visible al empresario frente a potenciales clientes que consultan los registros y contiene información sobre los datos generales de los comerciantes y de las sociedades.

Recuerde que
Antes del 31 de marzo de cada año, todos los empresarios matriculados deben renovar su Matrícula y la de sus establecimientos de comercio. Dicho trámite se puede realizar en línea o en cualquiera de las sedes de la CCB.

Renueve su Matrícula Mercantil aquí.

Conozca las Tarifas de los Registros Públicos 2015

¿Cuáles son sus obligaciones como comerciante y qué pasa si no cumple con ellas?

De acuerdo con el artículo 19 del Código de Comercio las obligaciones del comerciante son: 

  • Matricularse en el Registro Mercantil y realizar su renovación anualmente.
  • Inscribir en el Registro Mercantil todos los actos, libros y documentos. 
  • Llevar contabilidad regular de sus negocios conforme a las prescripciones legales.
  • Conservar, con arreglo a la ley, la correspondencia y demás documentos relacionados con sus negocios o actividades.
  • Denunciar ante el juez competente la cesación en el pago corriente de sus obligaciones mercantiles.
  • Abstenerse de ejecutar actos de competencia desleal.

El incumplimiento de las anteriores obligaciones se sanciona con multas económicas impuestas por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) de hasta 17 Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes (SMMLV).

Para más información, comuníquese con nuestra Línea de Respuesta Inmediata: 3830330 o consulte el Vademécum de Registro Mercantil

Para mayor información, consulte el artículo 37 del Código de Comercio, el artículo 11 del Decreto 2153 de 1992 y el artículo 10 del Decreto 4886 de 2011

Utilidad y beneficios de la Matrícula mercantil

Boletines del Registro Mercantil

Información sobre la Ley 1429 de 2010, traslados de recursos y revocatorias, publicación de las actividades propias de las casas de cambio, renovaciones e inscripciones en los libros que lleva la CCB.