Testimonios de los empresarios que han dado el paso a la formalidad

Conozca los testimonios de emprendedores que han decidido apostarle a la creación de empresa, a la generación de empleo y al progreso de Bogotá y la región.

javier_pena

Javier Peña Meneses, propietario del restaurante "Donde Javier", es uno de los empresarios que decidieron formalizar su negocio.

"Aunque nuestro negocio existe hace más de 15 años, decidimos formalizarnos recientemente porque queremos crecer como empresarios, responder social y legalmente con nuestras obligaciones como comerciantes y porque sabemos que la formalidad indica legalidad y nos abre las puertas en muchos sentidos, incluyendo créditos y asesorías empresariales gratuitas".


Donaldo Montoya Arias, un joven emprendedor propietario de un negocio de ropa y accesorios, opina que la formalización hace parte de un proceso que todos los comerciantes y empresarios deben cumplir para crecer.

“Decidí formalizar mi negocio porque de esta manera evito sanciones, obtengo una referencia fundamental para solicitar créditos financieros y amplío las oportunidades para crecer como empresario. Para aspirar en grande es necesario cumplir con las obligaciones que tenemos y ésta es una de ellas”.

donaldo_montoya

blanca_pena

Blanca Rubiela Peña, propietaria de un establecimiento especializado en la reparación y el mantenimiento de vehículos automotores, también decidió formalizarse hace un año porque cree que este proceso le otorga legitimidad a su negocio.
“Formalicé mi negocio con el fin de dejar de funcionar en el anonimato, existir legalmente como comerciante y acceder a crédito. Cuando uno cumple con este tipo de requisitos, la imagen ante el cliente y ante las organizaciones bancarias cambia y se abren nuevas oportunidades”.


Nicolás Giraldo Ramirez, dueño y administrador de una cafetería ubicada en el barrio La Esperanza, opina que uno de los principales beneficios de la formalización son las oportunidades de capacitación y formación empresarial gratuita.

“Las garantías que otorga la formalización son: mayor facilidades para acceder a un préstamo, acceder a capacitaciones y asesorías empresariales gratuitas con la Cámara de Comercio de Bogotá y sobre todo, conocer más y mejores canales para fortalecer la empresa y crecer como empresario”.

nicolas_giraldo

delio_rodriguez

Delio Roberto Rodríguez Cárdenas, comerciante dedicado a la distribución y el manejo de materiales de construcción, artículos de ferretería y productos de vidrio, afirma que la decisión de formalizarse surgió por la necesidad de ampliar su negocio y generar empleo.

“Estoy convencido que cuando un negocio ya está consolidado y se formaliza, hay mayores posibilidades de generar empleo, hacer crecer el negocio, obtener apoyo financiero y acompañamiento especializado por parte de la Cámara de Comercio de Bogotá para cumplir con las metas que nos trazamos y que algunas veces no podemos lograr por desconocimiento”.


Samuel Sánchez, distribuidor de artículos plásticos y propietario de Bolplásticaz, considera que la formalización es un paso fundamental para existir formalmente y ampliar sus oportunidades de negocio.

“No había formalizado mi negocio antes porque estaba en el proceso de instalarlo, de conseguir nuevos clientes y estaba tomando un curso de gestión empresarial. Decidí formalizar mi negocio porque creo que estar legal es ser parte de la sociedad, ser tenido en cuenta, contactarse con grandes empresas y contribuir al crecimiento del engranaje de la sociedad”.

samuel_sanchez

Le puede interesar