Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Viajeros de negocios gastan cinco veces más

Según el International Congress and Convention Association (ICCA), un viajero de negocios invierte US$410, mientras quienes viajan por placer gastan US$80 diarios

Esta es una oportunidad que están aprovechando las principales ciudades del país para impulsar el turismo. Los burós, el aliado clave.

La oportunidad de que hoteles, centros de convenciones, restaurantes y negocios reciban turistas todos los días del año, ha impulsado a las ciudades colombianas a apostar con fuerza por el turismo de eventos y convenciones. “Que no haya variaciones estacionales y que cada semana exista la posibilidad de recibir un evento o un congreso, da la gran posibilidad de equilibrar las demandas de servicios en todas las temporadas, sin depender de los meses de vacaciones”, explica Gustavo Toro Velásquez, presidente ejecutivo de la Asociación Hotelera de Colombia (Cotelco).

Uno de los mejores ejemplos es Medellín, dice, “que cada día invierte y trabaja en conjunto con organizaciones públicas y privadas para lograr ser sede de eventos nacionales e internacionales de todo tipo, fortaleciendo el destino y beneficiando a muchos sectores y en general a toda la ciudad”.

De la misma forma, los burós de convenciones, como los de Bogotá, Medellín, Cali o Pereira, han sido una gran oportunidad para que empresas y organizaciones nacionales e internacionales puedan realizar eventos y congresos con asesoría y ajustándose a las necesidades de cada cliente.

“Trabajamos de la mano con los burós, pues dan soporte a la labor que muchos estamos haciendo alrededor del turismo”, agrega Toro. Bogotá sigue estando en el top mundial de las ciudades para congresos y convenciones, siendo la única de Latinoamérica y haciendo parte del selecto grupo de las BestCities Global Alliance, una organización que está certificada por el Lloyd’s Register Quality Assurance (LRQA), uno de los principales programas de certificaciones para burós de convenciones.

Otros de los destinos atractivos para este segmento, además de la capital paisa, Bogotá y la tradicional Cartagena, son Armenia, Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Manizales, Pereira y Santa Marta. Ciudades que cuentan con una potente infraestructura para atender la exigente demanda, profesionales bilingües, un eficiente servicio de transporte, proveedores de bienes y servicios y personal logístico suficiente. Adicionalmente, según Procolombia, sobresalen por la amabilidad de su gente.

Además de impulsar el turismo, los eventos y convenciones, son una muy buena fuente para atraer ingresos e inversión. De acuerdo con el International Congress and Convention Association (ICCA), un viajero de negocios gasta cinco veces más que un turista. Al día invierte cerca de US$410, mientras quienes viajan por placer gastan en promedio US$80 diarios.

Lo cierto es que Colombia cada vez está más preparada para captar eventos internacionales y el mundo está viendo al país con otros ojos. Prueba de ello es que fue dos veces sede del Foro Económico Mundial, en Cartagena (2010) y en Medellín (2016). Asimismo, se convirtió en anfitriona de importantes eventos como la Cumbre de las Américas (Cartagena, 2012), la VII Cumbre de la Alianza del Pacífico (Cali, 2013), la Cumbre Río+20 (Bogotá, 2014), la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo (Medellín, 2015) y recientemente de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz (Bogotá, 2017).

Viajeros de Estados Unidos, México, Perú, Ecuador y Brasil son los que más aterrizan en estas tierras, atraídos por la variada y amplia oferta de congresos y convenciones, que no sólo los deja satisfechos por cuenta de la organización y los escenarios en los que se realizan, sino porque les permiten disfrutar, así sea solo por un par de días, de la riqueza natural y cultural del país.

Fuente: El Espectador