Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

¿Cómo el Plan Nacional de Turismo se va a adecuar al posconflicto?

María Claudia Lacouture, ministra de Comercio, Industria y Turismo, plantea la agenda de desarrollo productivo y el papel del turismo y los servicios para llegar a US$30.000 millones en exportaciones no minero-energéticas en 2018.

El comercio internacional no pasa por su mejor momento. En el mundo las compras internacionales se han reducido 11%, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial del Comercio, y la caída de los precios internacionales de materias primas golpea con más fuerza a los países emergentes.

A esto se suma una creciente oleada de conflictos comerciales, que en el caso particular de Colombia tiene un capítulo no resuelto con Panamá, por problemas de contrabando, comercio ilícito y subfacturación. El escenario resulta poco halagador.

En medio de esta difícil coyuntura, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, aceptó el reto de lograr que las exportaciones colombianas de productos no minero-energéticos lleguen a US$30.000 millones para el año 2018.

La funcionaria es optimista frente al cumplimiento de esta ambiciosa meta. Por un lado,porque para lograr las exportaciones de bienes por US$21.000 millones avanza en la formulación de una nueva política de desarrollo productivo en la que cerca de 30.000 empresas se integrarán en seis cadenas globales de valor.

Por otro lado, porque la meta en servicios apunta a generar exportaciones por US$9.000 millones y allí el turismo aportará cerca de US$6.000 millones que la ministra anticipa que se cumplirán sin problemas. El lanzamiento esta semana del Plan Nacional de Turismo para un entorno en posconflicto le permite ser optimista. Dinero habló con la funcionaria sobre su hoja de ruta.

 Estrategia de turismo para el posconflicto

Desde el Ministerio, se desea que el turismo sea el motor de todo el proceso de construir la nueva economía en el posconflicto. Para crear una Colombia moderna se debe lograr un turismo de alto valor agregado, incluyente y competitivo, y esto se alcanza generando unas experiencias integrales a los extranjeros, a partir de corredores turísticos que conecten toda la oferta de una región. El primero de estos corredores es el Eje del Café, que acaba de lanzarse para integrar y articular la amplia oferta que tienen los municipios de Risaralda, Caldas, Quindío y Norte del Valle. Se tiene planeado lanzar próximamente otro en el Sur de Bolívar y uno más en Santander.

Ejes que tendrán prioridad en esta estrategia

Básicamente se han planteado seis ejes para lograr un turismo moderno, sostenible y productivo, que arranca con integrar propuestas de alto valor agregado; lograr un turismo educado para el servicio –con bilingüismo, innovación y colegios que preparen a los estudiantes desde primero hasta grado once–; con destinos y turistas seguros; garantizando el respeto por el entorno; que se haga de manera legal, formal y con reglas claras; con alta calidad y con vocación de paz, para que sea la llave maestra para el desarrollo sostenible de territorios por el conflicto armado.

Más información: Dinero