Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

El reto de controlar costos ofreciendo la mejor atención al paciente

Mantener controlado los gastos mientras se mantiene una alta calidad en el cuidado de los pacientes es una de las prioridades más importantes del sector salud en el mundo.

La industria de salud es demandante en temas de perfección y constante mejora por la naturaleza de su trabajo: preservar vidas. Sin embargo, la gestión de cadena de abastecimiento de las entidades de salud, el cual comprende una serie de eslabones que inicia desde el proveedor del proveedor de medicamentos, insumos y dispositivos médicos hasta el suministro integrado, colaborativo y eficiente de los mismos al paciente, se ha convertido en un proceso fundamental que puede ayudar a que las entidades del sector salud mejoren sus estándares de calidad y seguridad, además de la productividad y disminución de los costos totales de operación.

En ese sentido, los retos a los que se enfrenta el sistema de salud son la disponibilidad de los productos, mejora de dispositivos médicos y la optimización de los tiempos que el personal médico invierte en ingresar datos de manera manual en un sistema informático; factores que ponen en riesgo la seguridad del paciente y que además no hacen que el sistema sea eficiente.

Juan Carlos Rodríguez, Director de Operaciones de la Fundación Cardioinfantil – Instituto de Cardiología de Colombia señala que el segundo gasto más grande en las entidades de salud a nivel mundial está atado los diferentes eslabones que incluye el proceso de cadena de abastecimiento, después de los gastos de personal (nómina); cifra que soporta el informe de Cardinal Healthcare donde se destaca el potencial que hay para mejorar los márgenes operacionales para los prestadores de servicio de salud, el cual, por ejemplo, en Estados unidos corresponde a 5 billones de dólares que actualmente se consideran desperdicios por la no implementación de una cadena logística de abastecimiento con mejores practicas.

Beneficios

Importantes empresas de toda la cadena de valor de salud, y reconocidos por Gartner en su ranking anual, como el Cardinal Health, Intermountain Healthcare, Mayo Foundation y Mckeeson, han trabajado en los últimos años en la implementación de cadenas logísticas de abastecimiento altamente automatizadas que mejoren la calidad de vida de los pacientes y mantengan costos sostenibles. Sin embargo, y a pesar de su importancia, el reporte de Cardinal Health & SERMO de 2017 no era tan alentador pues señalaba que un 78% de los altos directivos de hospitales encuestados en Estados Unidos siguen trabajando con procesos manuales. Sin duda un reto que no es ajeno para la región de América Latina.

En ese sentido, Rodríguez destaca que el modelo de una cadena de abastecimiento de clase mundial impacta a las organizaciones de salud en cuanto a que “mejora de manera importante la seguridad del paciente, incrementa la eficiencia operacional, reduce costos y mejora los márgenes operacionales”.

Equilibrio entre costos y calidad 

El inventario es uno de los factores clave para lograr un equilibrio entre la calidad y los costos. Sistemas de inventarios ineficientes pueden generar problemas como la caducidad de los medicamentos o la entrega inoportuna de los mismos a los pacientes.

Rodríguez menciona que las cifras podrían mejorar ya que el modelo de abastecimiento integrado posee atributos como la captura de datos digitalizados para determinar el volumen de consumibles en el punto de atención, la automatización del inventario en tiempo real, el cumplimiento proactivo para garantizar la normatividad que regula la caducidad de los y, asegurando la trazabilidad en toda la cadena, la integración de diferentes sistemas informáticos para aumentar la eficiencia operativa y la inteligencia de negocio; lo que se traduce en realizar modelos predictivos que permitan que los profesionales en salud se centren en la atención y cuidado en el paciente.

El paso a seguir es la implementación de un sistema“pull”, es decir guiado por la demanda generada directamente por los consumos derivados de la atención al paciente, implementando el uso de gabinetes automatizados en Unidades de cuidado intensivo y servicios de urgencias, la tecnología de Identificación por Radiofrecuencia (RFID) en salas de cirugía y Hemodinamia, y la definición del modelo de abastecimiento para hospitalización.

Panorama en América Latina

En América Latina la implantación de modelos de cadena de abastecimiento es incipiente. Sin embargo, la Cardioinfantil se destaca precisamente por ser una de las Instituciones de salud pionera en la implementación de nuevos proyectos como lo es la historia clínica electrónica, mediante el cual se tiene toda la administración de la información, desde la prescripción hasta la dispensación de medicamentos e insumos, soportada en un sistema de información que le permite al personal asistencial tener acceso desde dispositivos móviles, lo que les permite consultar en línea toda la información del paciente y disminuir los errores, asegurando la calidad de los procesos.

Santiago Cabrera, Director Ejecutivo de la Fundación Cardioinfantil, afirma que “el primer paso para asegurar que en América Latina logremos una gestión de clase mundial en el proceso de Cadena de Abastecimiento es establecerlo como una prioridad estratégica de las instituciones del sector salud; es por esto que en la FCI hemos decidido dar un paso adelante en este tema y estamos trabajando en la implementación de un modelo integral.”

Por todo lo anterior, la FCI realizará el primer Congreso Latinoamericano de Cadena de Abastecimiento en Salud, un evento en el que reconocidos invitados nacionales e internacionales liderarán una interesante agenda centrada en la presentación de casos de éxito y de nuevas tecnologías disponibles en el mercado, que permiten obtener excelentes resultados en la gestión del proceso de cadena de abastecimiento en las instituciones del sector salud.

Personas de Argentina, Perú, Ecuador, Brasil y de diferentes ciudades de Colombia se darán cita en el Centro Hospitalario para escuchar a importantes expositores del tema en el mundo, como lo son Christain Jorgensen, Vicepresidente Latinoamericano de Cardinal Health y Sheri Henk, Vicepresidente Global de Operaciones de Medtronic, y aprender de la mano de ellos cómo la optimización de este proceso se traduce en la disminución de los costos totales de operación, mejor calidad en el servicio y mayor seguridad en la atención al paciente.

Información tomada de América Economía