Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Nueva tecnología de GE busca transformar la experiencia de la mamografía

Nueva tecnología de GE busca transformar la experiencia de la mamografía

Un cambio radical en la forma de hacer mamografías acaba de llegar a Colombia. La comunidad de médicos y técnicos en la salud fueron los primeros testigos en conocer esta nueva tecnología hace unos días durante el Congreso Colombiano de Radiología en Cartagena de Indias.

En este evento, uno de los más importantes del país, GE presentó Senographe Pristina, un sistema de mamografía digital de última generación capaz de diagnosticar cáncer de mama de manera más eficiente, con mínima dosis, brindando comodidad y autocontrol; elementos esenciales para un buen análisis médico en las mujeres.

La mamografía es una de las principales armas en la prevención del cáncer de mama, sin embargo, para las pacientes está lejos de ser la mejor experiencia de sus vidas. “Antes, durante estos exámenes, estaba muy ansiosa y con miedo, dice una paciente francesa, antes de utilizar el Senographe Pristina, desarrollado conjuntamente con el Instituto del Cáncer Gustave Roussy, en Francia. “La verdad no es una experiencia particularmente placentera”. En los mamógrafos tradicionales, la paciente se coloca de pie frente a la máquina de rayos X, coloca la mama en una paleta de compresión que, tras ser comprimida, es expuesta a la radiación necesaria para generar dos vistas (vertical y oblicua) del órgano con el fin de identificar cualquier anomalía. La compresión es uno de los elementos más importantes para conseguir imágenes más definidas del interior de la mama pero también es el momento más incómodo, largo y, a veces, más doloroso para las pacientes.

El Senographe Pristina pretende cambiar radicalmente esa experiencia al permitir que la propia paciente ajuste los niveles de compresión de su mama a través de un control remoto, siempre con la orientación y el apoyo del tecnólgo médico, quienes se aseguran de que haya un mínimo nivel de presión para generar una imagen de calidad.

“Lo curioso es que la paciente por lo general se comprime más que cuando la hace el tecnólogo. No es lo mismo que yo me pellizque, a que otra persona lo haga. Si yo lo hago, puedo aplicar más presión y sentir menos dolor. Lo mismo ocurre en la mamografía”, dice Mario Gago, especialista del Senographe Pristina de GE Healthcare.
Para las pacientes que ya lo probaron en Europa el cambio es evidente: “Fue una experiencia totalmente cómoda. No dolió. La posición del brazo y del hombro sobre el aparato fue menos tenso, y el examen fue más rápido. No tiene el look de robot tradicional. Tenemos la impresión de que es más suave y agradable”, comentó la paciente.

Sumado a la mejor experiencia de las pacientes, el aparato ofrece ventajas únicas a tecnólogos y radiólogos que les facilitan su trabajo. Los tecnólogos pueden tener un mejor posicionamiento de la paciente y pueden hacer movimientos más ágiles y cómodos; mientras que los médicos radiólogos pueden, con menos dosis de radiación al paciente, obtener imágenes óptimas, y consecuentemente, realizar mejores diagnósticos.

Después de su lanzamiento en la Jornada Paulista de Radiología de Brasil, la presentación en el Congreso de Radiología de Cartagena representó el segundo evento más importante de la introducción del Senographe Pristina en América Latina, esta vez, a través de Colombia, la cuarta economía de Latinoamérica, y con un sector de salud muy prometedor.

“Sabemos que hay mucho espacio para crecer y ayudar a desarrollar la salud del país. El lanzamiento de Senographe Pristina refuerza nuestra posición y prueba cómo seguimos haciendo inversiones en Colombia”, dice Rony Goldenstein, director comercial de GE Healthcare en la región Andina. Y “siempre con toda la atención a lo que más importa: el paciente”.

Información tomada de América Economía