Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

La importancia del bienestar en el tratamiento del paciente

Estudios hechos por la Facultad de Medicina de la Universidad Anáhuac comprueban que los errores médicos y la cantidad de tiempo que se necesita para resolver problemas muy complejos, si se resuelven desde estados mentales positivos, salen más rápido que desde uno neutral o negativo.

Para nosotros, la felicidad es parte indispensable del bienestar, tanto del cuerpo, como la mente y la sociedad, nosotros empezamos nuestra labor de Doctor Payaso para apoyar a los pacientes de manera emocional a través del juego y abriendo nuevas posibilidades a los niños y sus familias. Ahí comenzamos a darnos cuenta de que esto no sólo era valioso para los pacientes, sino también para el personal médico”, aseguró Jesse O’Connor, presidente y fundador de Doctor Payaso, asociación que lleva 10 años de trabajo en nuestro México.

Lo que se busca es reconstruir el tejido social en el ambiente del hospital, donde las personas tienden a estar muy desconectadas, en un ambiente artificial y donde se sienten incómodos. Eso aumenta mucho el sufrimiento y la angustia de los pacientes y familiares, pero en este círculo no podemos dejar fuera al equipo médico. Por ello, en este momento es pertinente hablar del Tercer Congreso Internacional Felicidad que Sirve, dedicado al personal médico, que se llevará a cabo el 29 de abril.

“Hoy en día se está pasando por una crisis en cuestión del trato en la relación médico paciente; entre un 70 y 80% de las quejas y demandas que reciben las instituciones de salud son por el tema del mal trato, muy por encima de falta de medicamentos, tiempo de espera o incluso errores médicos”.

O’Connor aseguró que existen muy pocas horas de preparación en la carrera de medicina para que los doctores enfrenten los retos humanos. “Nosotros postulamos que no ha funcionado ninguna de las intervenciones hechas hasta hoy porque están enfocadas únicamente en el bienestar del paciente, sin tomar en cuenta el del médico y contemplando que es todo un sistema, pues algo está fallando, si fortalecemos ambos, el impacto será mucho más grande”.

La metodología en la asociación es una mezcla del coaching ontológico, de la psicología positiva y distintas escuelas de liderazgo que son para generar cambio inspiracional”, expresó O’Connor.

Incluso explicó que en México estudios hechos por la Facultad de Medicina de la Universidad Anáhuac comprueban que los errores médicos y la cantidad de tiempo que se necesita para resolver problemas muy complejos, si se resuelven desde estados mentales positivos, salen más rápido que desde uno neutral o negativo.

“Inclusive personas que salieron del programa dieron como resultado un aumento en la satisfacción de su sueldo, notaron mejoras de hasta 20% en el espacio laboral, también sin intervenir en ello, pero gracias al cambio que sucedió dentro de ellos mostraron más gratitud, disposición para colaborar y además tuvo un gran impacto en el clima laboral de sus equipos, no solo de los participantes”

O’Connor aseguró que lo mejor de todo es que no se necesitan grandes recursos, “pues no hablamos de edificios o medicamentos, aquí lo que se necesita es ampliar la conciencia, empezar a mirar diferente a la profesión y redefinir qué es ser médico, con ello podremos lograr cosas muy importantes en el bienestar, implementando practicas sencillas y que no son costosas para las instituciones”.

Dijo que los doctores que han tomado estos talleres han quedado convencidos de sus efectos.

El especialista explicó que básicamente se dedican a cuidar el SER (sentido, emoción y relación), del sistema de salud.

“Estamos enfocados en tres pilares primordiales, lo espiritual, que lo definimos como la parte de sentido vocacional; lo emocional, para desarrollar inteligencia emocional y poder transitar todas las emociones que hay en un hospital, que son muchas, y lo relacional, que son todas las herramientas de comunicación que necesitan”.

Dijo que la propuesta ha sido tan bien aceptada y con buenos resultados que ya tienen dos años trabajando con la Secretaría de Salud, el IMSS, ISSSTE y parte del sector privado impactado a más de 6.000 personas en el sector salud.

Además, hoy se busca colaborar con universidades y sus facultades de medicina, para que se incorporen estos elementos desde la carrera y los médicos cuenten con estas herramientas desde antes de hacer su internado.

Información tomada de América Economía