Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Así va la competencia en el mercado de ropa deportiva en Colombia

La categoría de ropa deportiva ha venido en franco crecimiento en los últimos años y empresas como Agua Bendita, Tania y Punto Blanco decidieron jugársela en un mercado que crece a doble dígito. Así va la competencia.

La tendencia por tener hábitos de vida saludables se logra no solo con la alimentación sino con ejercicio regular, ha dinamizado de forma importante la categoría de productos deportivos en Colombia. Tanto, que ya va ganando terreno y ahora es una de las líneas fuertes para muchas marcas tradicionales de ropa.

Un crecimiento de doble dígito en 2016, según datos de Euromonitor, no resulta despreciable, pues las oportunidades están dadas para que el consumo tanto de prendas como de zapatos deportivos y accesorios continúe al alza.

Datos de la consultora Raddar indican que el tamaño del segmento de active wear alcanzó en 2016 los $319.445 millones, mientras para los dos primeros meses de este año la cifra se situó en $51.484 millones y solo en febrero sumó $26.688 millones.

Esta coyuntura ha motivado no solo el crecimiento de las empresas que tradicionalmente se han dedicado a esta actividad, –como es el caso de Adidas, que según cifras de la consultora Euromonitor registra una participación de 23% y Nike, que alcanza 11% del mercado, solo por mencionar dos marcas–, sino que cada día hay nuevos jugadores interesados en dinamizar el negocio.

Por ejemplo, recientemente ingresó al país la multinacional francesa Decathlon que, con una planta inicial de 60 colaboradores, tiene el propósito no solo de ofrecer productos de calidad a precios competitivos, sino diversificar la oferta para deportes como rugby, pádel, tenis, pesca, ciclismo, ping-pong y camping. Su primera tienda está ubicada en el barrio Colina Campestre al norocccidene de Bogotá, ciudad que mueve alrededor de 27% del mercado deportivo en el país.

Tendencia mundial

Para Luz Adriana Naranjo, directora de transformación estratégica de Inexmoda, se trata de una tendencia mundial y lo más importante es que la ropa deportiva ya no está relacionada solo con la práctica de algún deporte en particular, sino que su uso se ha extendido a actividades como trotar, caminar e incluso ir a la oficina con ropa más cómoda y formal. “El mundo se ha casualizado y cada día los consumidores optan por ropa más funcional”, asegura.

Esta es una coyuntura que marcas nacionales como Agua Bendita, Tania y Punto Blanco no quieren desaprovechar y por eso no solo ingresaron a esta categoría, sino que están centrando sus esfuerzos en desarrollar y crecer esta línea.

Una de las grandes marcas de ropa interior en el país es Punto Blanco, que desde hace unos años incursionó en la categoría deportiva; sin embargo, fue en 2016 que decidió jugársela en la misma con una gran apuesta de fortalecimiento de su portafolio.

El balance, según Jennifer Vitale, gerente de marca Punto Blanco, ha sido muy positivo, con crecimientos de 40% en ventas y con una proyección para este año de 35% y de mantener un alza promedio de 30% en los próximos periodos.

Es tal la apuesta que, además de las cerca de 100 tiendas que tiene la marca en el país en donde se exhiben y comercializan los productos deportivos, sus directivas decidieron abrir tiendas especializadas de las cuales ya tienen cuatro, ubicadas en Medellín, Bucaramanga, Barranquilla y Bogotá. Para este año el proyecto contempla la apertura de por lo menos seis más en diferentes ciudades del país.

Además de Colombia, las prendas también son comercializadas en República Dominicana, Aruba y Curazao, en donde la marca tiene tiendas propias, y en México, donde comercializa sus productos a través de tiendas por departamento. En este momento la categoría de productos deportivos ya representa 12% del total de las ventas de la marca y el objetivo este año es terminar en 15%.

El portafolio de productos está representado en 50% para mujer y 50% para hombre y contempla tops, camisas, leggins, chaquetas, camisetas, pantalonetas y accesorios, además de zapatillas deportivas de marcas como New Balance y próximamente Nike.

Nueva línea

Otra marca local que decidió incursionar en este apetecido negocio fue la especializada en vestidos de baño: Agua Bendita.

En noviembre del año pasado lanzó su línea de tops, leggins, camisetas y shorts, entre otros, dirigidos exclusivamente a las mujeres.

Hoy estos productos se comercializan en las 19 tiendas propias y tres franquicias que tiene la compañía en el país y en los planes está empezar a llevar los productos al exterior para fortalecer el portafolio que se vende a través de franquicias, tiendas por departamento y multimarca, agentes y distribuidores con los que llegan a sus clientas en más de 60 países.

Catalina Álvarez, socia de la compañía, señala que esta categoría es complementaria y está dirigida a las mismas clientes y, a diferencia de los vestidos de baño, no tienen estacionalidad, porque se estima que potencien el crecimiento de las ventas, que para este año se espera sea de 30%.

Para 2017, Agua Bendita tiene prevista la apertura de tres tiendas; una propia en Bogotá y dos más franquiciadas: una en la Riviera Maya en México y en Doral en Miami. Allí también se comercializarán las prendas deportivas que proyectan este año representen 5% de las ventas y lleguen a 20% en el mediano plazo.

Tania hace lo propio. La empresa, reconocida por comercializar vestuario interior multimarca, lanzó en agosto del año pasado su marca Gymwear by Tania, mediante la cual ofrece prendas para la práctica deportiva de las mujeres.

Ana María Restrepo, gerente de la firma, dice que se trata de prendas que brindan beneficios que van desde el diseño hasta los materiales. Con tops, pantalones, camisetas, medias y toallas, la categoría athleisure alcanzó en el primer trimestre 7% de participación en las ventas totales de la empresa y para este año la proyección es crecer 30% frente a 2016.

Hoy estos productos están disponibles en 60 de las 68 tiendas que tiene la empresa en 23 municipios del país, siendo Bogotá el centro de comercialización más importante, no solo por el número de tiendas, sino por su peso en los ingresos. Aunque por ahora no se ha contemplado la posibilidad de abrir tiendas exclusivas para estos productos, es una opción que no se descarta a futuro y dependerá de los resultados que siga obteniendo la compañía.

Con este panorama, lo claro es que las marcas se la juegan por conquistar más consumidores, pero estos tienen mayores alternativas a la hora de seleccionar una prenda para practicar algún deporte. ¡Bienvenida la competencia!.

Fuente:Dinero