Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

La Incertidumbre ronda el Sector Textil y Confecciones

Las expectativas en el corto plazo son optimistas, no obstante las cifras aún no lo evidencian

Si bien los empresarios son optimistas frente a lo que está por venir para esta industria, dado el dinamismo del consumo en el mercado interno y la tasa de cambio que favorece a las compañías exportadoras, las cifras aún no reflejan este estado de ánimo. La incertidumbre que generan temas como el proceso de paz, la reforma tributaria y el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que eliminó el decreto que imponía un arancel mixto a productos de calzado y confecciones provenientes de Panamá, tienen en suspenso a esta cadena productiva.

Carlos Alberto de Jesús, presidente de Fabricato, tiene varias explicaciones para esta tendencia en el sector. Una de ellas es que las empresas orientadas al mercado de exportación han sufrido más, a pesar de la devaluación del peso colombiano, porque los países de destino de las ventas nacionales también devaluaron, dificultando así el ingreso de productos importados; esto llevó a que la industria se fortaleciera en el mercado local.

“En el caso de las ventas a países con economía fuerte, como Estados Unidos, la única opción es la venta de ropa confeccionada, y no de telas. Aquí son dos los problemas: la baja oferta de empresas de confección con perfil exportador y el incremento en la oferta de diferentes países, pues la devaluación de sus monedas fue igual o superior a la devaluación del peso colombiano, como es el caso de Brasil”, señala.

Juliana Calad, directora de la Cámara de Textiles de la Andi, va más allá. En su concepto, los confeccionistas exportadores necesitan una materia prima novedosa y competitiva y por ello considera necesario que se apoye a las empresas textileras con créditos para reconversión industrial y capital de trabajo. Esto para garantizar el crecimiento de las exportaciones de confección. También propone insistir en lograr la acumulación de origen.

Otro tema es que el sector apenas está tratando de recuperar mercados que se fueron para China. Adicionalmente, dice Calad, las empresas en Colombia no tienen una estabilidad económica que les permita planear a largo plazo. Aspectos como la tasa de cambio generan incertidumbre sobre el precio de los productos.

Fuente: sectorial.co