Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Inicia una nueva era en la relación comercial con Corea del Sur

Con la entrada en vigencia del TLC con Corea del Sur se abren nuevas oportunidades de exportación para el aparato productivo colombiano

El pasado viernes 15 de julio entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Corea del Sur.

Este acuerdo da reglas de juego claras para llegar a un mercado de casi 50 millones de habitantes, y desde ahí al resto de Asia. El 96% de la oferta exportable de la industria colombiana podrá entrar de inmediato sin pagar aranceles, y el resto lo hará entre los próximos cinco y 10 años, según información del Ministerio de Comercio colombiano.

En cuanto al agro, el 56% entrará con beneficios arancelarios desde la puesta en marcha del acuerdo y hasta en un plazo de 5 años. Luego, un 25% se desgravará hasta en 10 años y el 19% restante en un plazo mayor a 10 años.

Teniendo en cuenta que apenas el 15 por ciento de las exportaciones colombianas tienen como destino Asia, y que Corea del Sur es un importador neto (el octavo en el mundo) el potencial es importante.
Colombia es apenas su séptimo proveedor de Latinoamérica, pero la buena noticia es que más de la mitad de las exportaciones fueron no minero-energéticas.

“El TLC con Corea es una oportunidad para aprovechar nuestras fortalezas en agroindustria, dada la vocación importadora de ese país, pues tan solo el 30% de su territorio es cultivable”, afirma María Claudia Lacouture, ministra de Comercio, Industria y Turismo.

Añade que más de 7.400 productos que hacen parte de la canasta exportadora colombiana pueden posicionarse en ese mercado.

En cuanto al agro, flores, frutas (especialmente exóticas), carnes y sus preparaciones, son algunos de los que tienen amplia demanda coreana.

Entre tanto, investigaciones de ProColombia identificaron potencial en cacao y derivados, pulpa de fruta, café y sus preparaciones, aceites, grasas y azúcares.

De la industria, se destacan las manufacturas de cuero, confecciones, productos farmacéuticos y artículos promocionales, metalurgia y productos químicos, entre muchos otros.

Incluso, productos que aún no son exportados a Corea, como químicos orgánicos, los extractos, pigmentos y pinturas, y los aceites minerales y ceras, ya tienen cero arancel.

“Ahora, cuando nuestra principal apuesta es la innovación, el reto es afianzarnos en un tema prioritario como es el fortalecimiento en el valor agregado”, puntualiza Lacouture.

Como ocurre en otros mercados del mundo, los coreanos responden a tendencias de salud y bienestar, y están en busca de productos de lujo o que tengan factores diferenciadores que estén al día con la moda.

“El llamado es a aprovechar las oportunidades que se abren con la entrada en vigor del tratado. El trabajo que hemos venido haciendo es buscar nuevos mercados y generar valor agregado. Con ese propósito vamos a estar acompañando a la industria nacional en la búsqueda de nuevas oportunidades", afirma Felipe Jaramillo, presidente de ProColombia.

Aunque la distancia podría ser un factor en contra, por lo pronto hay 38 rutas marítimas y 14 rutas aéreas, prestadas por 15 navieras, 4 consolidadores y 13 aerolíneas. Si bien no todas las rutas son directas, las conexiones se hacen en puntos eficientes.

Fuente: Portafolio