Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

El rol de Latinoamérica en la economía del streaming

América Latina se está convirtiendo en una máquina de consumo en streaming.

“Despacito” se ha convertido en la canción con más reproducciones en la historia, con más de 4.600 millones combinadas entre todas las plataformas de streaming. Este fenómeno ha venido a demostrar el potencial que tienen tanto el mercado latinoaméricano como YouTube para crear temas que se conviertan en hits, según el analista de, Mark Mulligan.

América Latina se está convirtiendo en una máquina de consumo en streaming. Esta es una tendencia que fue anticipada por la firma consultora y es la razón por la cual han estado llevando a cabo estudios en la región desde sus inicios.

Sin embargo, la contribución de Lationamérica al streaming es desigual. Este mercado representa el 17% de las suscripciones a nivel global, pero solo el 27% de los consumidores de streaming en vídeo. Brasil y México son el 2º y 3º mercado más grande de Vevo a nivel global, luego de los EEUU, pero las realidades socio-económicas de Latinoamérica dan como consecuencia que este mercado se inclinará siempre por el streaming gratuito en comparación con Europa y Norte América.

Sin embargo, el apetito por el streaming es más que claro, lo cual significa que las audiencias de Latinoamérica tienen gran poder para generar grandes hits. Una vez que la cantidad suficiente de fans apoyan una canción, se produce un efecto de avalancha: una vez que llega a la lista global de Spotify comienza a aparecer en listas de editores y el volumen empieza a crecer aceleradamente.

Lo mismo sucede en YouTube y Vevo, una vez que los algoritmos se activan, sin embargo, debido a que la región tiende a consumir mucho más en vídeo gratuito, los ingresos de la canción no son proporcionales. Por lo tanto, tenemos una dinámica en la que el público latino crea los hits y luego es el público europeo y norteaméricano quienes pagan por ellos. Esto es el nuevo estándar.

El hecho de que estos hits se estén generando con tanta regularidad demuestra que hemos llegado a un punto de inflexión. El streaming está pasando de ser una fuente de ingresos digitales con un rápido crecimiento a ser el centro de un negocio completamente nuevo. Aun cuando los números de “Despacito” son impresionantes, debemos acostumbrarnos a que estos hits sigan irrumpiendo de forma frecuente y también acostumbrarnos a que Latinoamérica y YouTube continúen jugando un rol cada vez más grande.

Tomado de Industria Musical