Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Las ventas de los artistas después de muertos

Las canciones no mueren cuando fallecen los artistas que las hicieran famosas y las ventas tampoco. 

Así ha quedado demostrado en los últimos meses por cuenta de 2016, un año en el que murieron grandes y vendedoras estrellas de la música a nivel mundial como David Bowie, Prince, Juan Gabriel, George Michael y Leonard Cohen quienes siguieron vendiendo discos y generando ganancias.

Algunos de los músicos dejan canciones inéditas que luego son usadas para lucrar a sus herederos y establecer récords con nuevos discos. Cuando no hay nada nuevo, son las recopilaciones de éxitos las que se venden y se escuchan con más frecuencia.

Este viernes, por ejemplo, la casa disquera Sony Music anunció un nuevo disco que saldrá al mercado de David Bowie.

El artista murió el año pasado, pero ha seguido vigente gracias a que lanzó un disco justo días antes de morir, pero además a principios de este mes se comercializó el EP digital No Plan, que llegó al número uno en las listas de iTunes en once países y entró en el Top 20 en más de 30.

Los más vendedores

1. Michael Jackson

Según Forbes, el conocido Rey del Pop, quien falleció en 2009, está en la cima del ranquin anual de las celebridades muertas con más ingresos gracias a la venta que realizaron sus hijos el año pasado, del catálogo del artista que incluye los derechos de canciones de Los Beatles.

2. Elvis Presley

El actor murió en 1977 y aún 40 años después sigue generando ganancias.

3. Prince

El cantante murió en abril de 2016, el año pasado vendió más de 2,5 millones de álbumes. Las ganancias sumaron 25 millones de dólares.

4. David Bowie

Bowie lanzó su último álbum, Blackstar, dos días antes de su muerte. Las ventas en el último año sumaron $10.5 millones de dólares.

5. George Michael

El cantante británico incrementó en un 3 mil por ciento el número de veces que sus canciones sonaron en la plataforma Spotify un día después de su muerte. En la transmisión de datos en Spotify se comparó el día de su muerte y el día siguiente.

Fuente: El Colombiano