Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Oro blanco y diamantes, lo último en joyas

Las joyas nunca pasan de moda, y a pesar de que los gustos van variando siempre hacen parte del atuendo de una mujer o un hombre con estilo.

En la actualidad, el oro blanco y los diamantes en joyas de grandes formatos hacen parte de las compras más buscadas por los colombianos en estos accesorios, aunque, según afirman los expertos, el oro rosado, el oro amarillo y la plata también tienen muy buena acogida entre los colombianos.

“Nosotros tenemos muchos clientes que buscan oro blanco y diamantes, pues hablamos de los materiales mejor posicionados entre nuestros compradores. Sin embargo, el mercado está aceptando zafiros, tanzanita, amatista, topacio y otras piedras de color, que antes la gente no buscaba, pero que ahora encuentran muy útiles para hacer combinaciones de estilos más atrevidas y variadas”, explicó Nicolle Fric, directora de mercadeo de la joyería Glauser Colombia.

También, otro aspecto que está en auge es buscar joyas en los dos extremos de tamaños disponibles: pequeños o de gran formato.

Según Fric, esta tendencia depende de la zona del país y posiblemente de las diferencias en los climas, pues, por ejemplo, en ciudades costeras como Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, los compradores se inclinan en piezas de gran tamaño, en los que el brillo y la excentricidad juegan un papel muy importante, mientras que en zonas interiores del país la tendencia de los compradores es a buscar diseños más discretos que ocupen menos protagonismo en los atuendos.

“En la ciudad sí es importante el tamaño: en bisutería y joyería de lujo Bogotá es una ciudad que prefiere las piezas pequeñas, pero en la costa y ciudades como Medellín, los diseños mucho más grandes y llamativos”, concluyó Fric.

De la misma forma, los diseños inspirados por la naturaleza están en auge en toda Colombia y en buena parte del mundo, y se ha vuelto parte de las exigencias en la búsqueda de joyas. “Buscan mucho que sean piezas únicas hechas por manos artesanas, que no las tenga cualquier persona y que no haya hecho ningún daño a la naturaleza o la región de donde provienen”, explicó María Isabel Herrera, brand manager de Bauer.

La República