Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Aprobada la ley de directores y escritores audiovisuales en Colombia

La Ley Pepe Sánchez les permite a directores y escritores audiovisuales recibir una remuneración equitativa por la comunicación pública de sus obras.

La Ley Pepe Sánchez, que modifica el artículo 98 de la Ley 23 de 1982 “sobre derechos de autor”, se aprobó con el fin de que los escritores y directores del audiovisual colombiano reciban: los millones de euros recaudados en el exterior que no pueden ser reclamados por falta de esta ley y el recaudo por concepto de la remuneración que se merecen cuando sus obras son comunicadas públicamente.

Es así como el dinero recaudado, que para 2014 según la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC) fue de 499 millones de euros a nivel mundial, y en Colombia podría ser anualmente de 15 millones de euros, dejará de quedarse en otros países y se destinará al beneficio social de los autores colombianos.

“Esta ley es un triunfo. Es un reconocimiento a los directores colombianos que se ha replicado en otros países. Este reconocimiento implica que toda esta autoría es parte de la cultura nacional que queda plasmada todos los días en los medios audiovisuales y cuando la gente los ve sabe qué está pasando en el mundo a nivel de ficción o realidad”, comenta Ramiro Meneses, uno de los promotores del proyecto.

Con él, los también directores, Mario Mittroti, Teresa Saldarriaga, Camila Loboguerrero, Alexandra Cardona y Adriana Saldarriaga, han conseguido que los directores y escritores reciban la debida remuneración por la comunicación pública de sus obras. Aunque aún no se sabe en cuánto tiempo el dinero estará en manos de los autores colombianos, pues es un proceso que puede tardar hasta un año, desde ya celebran la ley que lleva por nombre una de las piezas claves en la historia de la televisión colombiana, el fallecido guionista, actor y director, Pepe Sánchez.

Es importante aclarar que esta ley no es la misma Ley de actores que promueve Asociación Colombiana de Actores, esta propende únicamente por el beneficio de directores y escritores.

Tomado de El Espectador