Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Restaurantes esperan facturar 1,8% más este año

A pesar de que el primer semestre no dejó un balance positivo, empresarios creen que para el final del 2017 el panorama será favorable.

En medio de un primer semestre que no le dejó un buen sabor al sector de los restaurantes, los empresarios esperan que al cierre de este año se registre un crecimiento de al menos 1,8%.

Para Juan Carlos Trujillo, presidente de la junta directiva de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodrés), el segmento en los primeros seis meses del año no creció y muchos tuvieron que cerrar. “Si un establecimiento vendió lo mismo que el año pasado, le fue bien”, dice.

De hecho, el informe más reciente del Dane sobre el comportamiento del PIB mostró una caída del 0,5% en el primer trimestre del sector de comercio, reparación, restaurantes y hoteles, con respecto al mismo periodo del año anterior.
A su juicio, ese comportamiento no se veía desde la última crisis económica que sintió el país. “Ese panorama se puede explicar por el alza en tres puntos porcentuales del IVA y por la desaceleración del gasto de los hogares”, sostiene Juan Carlos Trujillo.
La renovación de sus establecimientos y un incremento del gasto de los hogares serían algunos de los motivos por los cuales los empresarios esperan un mejor cierre de año para el sector de los restaurantes.
Somos optimistas y esperamos registrar un alza de al menos 1,8%”, estima el presidente de la junta directiva de Acodrés.
Por su parte, Carolina Quintero, gerente de Astrid & Gastón, explica que aunque ha habido una época difícil para el sector de la restauración, es optimista para lo que queda del año.
Para estimular a nuestros clientes, por ejemplo, estamos reiventándonos, creando una nueva carta utilizando productos locales y dándole un toque más fresco y acogedor a nuestras instalaciones”, manifiesta la ejecutiva.
Precisamente, la innovación es el denominador común de las medidas que están tomando estos establecimientos de comidas para enfrentar la caída o la desaceleración de sus ventas.
Hicimos unas inversiones de más de $1.500 millones hace tres años para renovar lo que ya teníamos y para atraer otro tipo de público y ahora estamos viendo un buen resultado”, resalta Fernando Sáenz, gerente de la cadena de restaurantes y pastelerías, Yanuba, quien a su vez es miembro de la junta directiva de Acodrés.
Según comenta el ejecutivo, el secreto para que este tipo de crisis no deteriore el negocio está en apostarle a un mejor servicio y darle valor agregado a sus puntos de comida.

A su turno, Jaime Posada, gerente de Matiz, afirma que aunque el sitio no ha sentido de manera significativa ese comportamiento negativo de los primeros seis meses del año, cree que la clave de mantenerse en la retentiva de los comensales, es la diversificación de su portafolio.
“En los últimos años, por ejemplo, hemos estados apostándole a la recepción y organización de eventos y esa ha sido una estrategia para seguir teniendo un buen comportamiento en el número de visitantes”, dice Posada, quien también se muestra positivo para lo que resta del año.

Tomado de: La república