Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Conozca el proyecto piloto Nama Industria

Mediante esta iniciativa, las industrias colombianas buscan optimizar procesos a través de la eficiencia energética

En el marco de la “Conferencia de las Partes”, de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático realizada en Bali, Indonesia en el año 2007,  se hizo un llamado a los países en desarrollo para aunar esfuerzos mediante la implementación de Acciones Nacionalmente Apropiadas de Mitigación (NAMAs, por sus siglas en inglés) que implementaran medidas de mitigación del cambio climático.

Consecuentemente, en la “Conferencia de la Partes” de Paris, Francia en el año 2015 (COP21), se ratificó dicho acuerdo, mediante el compromiso de los países asistentes a reducir sus emisiones de gases efecto invernadero (GEI) y así limitar el calentamiento global a menos de 2 grados centígrados.

En ese contexto, Colombia asumió compromisos tendientes a reducir sus emisiones de GEI en un 20%, con respecto a las emisiones proyectadas para el año 2030; las citadas contribuciones estarán enfocadas hacia la mitigación de emisiones contaminantes mediante la implementación de medidas de reducción, entre ellas, la optimización en el uso de combustibles a través de la eficiencia energética para el sector Industrial.

Como aporte a esta estrategia Nacional, en diciembre de 2016, se presentó de manera oficial el acuerdo de cooperación entre la Corporación Ambiental Empresarial (CAEM) filial de la Cámara de Comercio de Bogotá y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para la implementación del “Proyecto NAMA Industria: Procesos Productivos”, una iniciativa que busca promover la transferencia de tecnología mediante la implementación de proyectos de eficiencia energética en las empresas del sector industrial, con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y mejorar la productividad y competitividad, principalmente en compañías ubicadas en la región Bogotá-Cundinamarca.  Se implementara inicialmente en este sector, puesto que, dentro del territorio comprendido por el programa, el sector industrial representa el 13% de la actividad económica empresarial.

La CAEM, con el acompañamiento y apoyo de aliados como el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el PNUD, la Corporación Autónoma Regional Cundinamarca (CAR), la Cámara de Comercio de Bogotá, la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), Bancoldex, la Secretaria Distrital de Ambiente y la Red Pacto Global Colombia, entre otros, busca generar estrategias interinstitucionales que permitan contribuir a la meta de reducción de GEI propuesta por el Gobierno Nacional y alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible.

Las medidas de eficiencia energética en los procesos industriales como las buenas prácticas operativas o reconversión tecnológica pueden alcanzar ahorros energéticos de hasta el 30%, trayendo consigo mejoras en los niveles de ingreso, y en consecuencia, aumento en la competitividad de las empresas.

Hasta la fecha el Proyecto NAMA se ha socializado en más de 150 empresas a nivel nacional, y ha logrado la intervención directa de 30 industrias, ubicadas en su mayoría en la región Bogotá y Cundinamarca, pertenecientes a los siguientes subsectores:

  • Elaboración de productos alimenticios
  • Elaboración de bebidas
  • Coquización, fabricación de productos de la refinación del petróleo y actividad de mezcla de combustibles
  • Fabricación de sustancias y productos químicos
  • Fabricación de productos de caucho y de plástico
  • Fabricación de otros productos minerales no metálicos

Como resultado de este proceso se ha logrado capacitar a más de 250 personas en temas relacionados con cambio climático y eficiencia energética, así como la identificación de proyectos de reconversión y adecuación tecnológica, con inversiones cercanas a los US$ 436.500, con lo cual se espera generar ahorros energéticos entre el 18% y el 35% e incrementos en la productividad de las empresas.

Es primordial que todas las acciones que en el país se adelanten para superar los retos que plantea el cambio climático consulten las necesidades, expectativas y posibilidades de las empresas y contribuyan de forma directa a mejorar su competitividad.

Fuente: RS Noticias