Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

El nuevo negocio de EPM: Vender Energía Certificada como “verde”

Sumar 50 empresas colombianas a las 25 que ya hacen parte de su negocio es su meta para el 2017.

Como primer generador y comercializador del país, EPM pasó las pruebas para poder dar cada mes Certificados de Energía Renovable (REC, por su sigla en inglés) a industrias y comercios de alto consumo de electricidad.

Eso fue posible luego de un año de trámites para acreditar ante la organización The International I-REC Standar, con sede en Países Bajos, las buenas prácticas aplicadas en centrales de generación con menos de 14 años de operación y que usan fuentes renovables como agua o viento.

Así que ya fueron certificadas las hidroeléctricas Porce III (Nordeste antioqueño) y las microcentrales La Herradura y La Vuelta (Occidente), así como el parque eólico Jepírachi (La Guajira).

Ese sello de energía limpia ya lo tienen empresas como OI-Peldar, Cartón de Colombia, Bimbo y Makro, que hacen parte del mercado no regulado. En este, se acuerdan las condiciones de precios y entrega de forma bilateral, pues tienen consumos intensivos superiores a 55 mil kilovatios hora-mes.

“Este segmento equivale al 40% de la energía entregada por EPM al país, y tenemos 1.300 usuarios. Esperamos que cada vez más empresas conozcan y se sumen a Energía Verde”, dijo a este diario Santiago Díaz Gutiérrez, gerente de Ofertas Comerciales de EPM.

También está proyectado que al mercado regulado, es decir, viviendas, locales, pequeñas empresas, también se pueda extender la iniciativa desde diciembre de 2018, cuando comienza operaciones la central hidroeléctrica Ituango, hoy en construcción en el Norte de Antioquia. Se adelantan los trámites para también certificarse ante el I-REC.

  • Tres dudas sobre el negocio

En ese contexto, surgen varias inquietudes frente a las bondades del nuevo negocio de EPM. En primer lugar, cómo se sabe que un kilovatio de energía sí procede de una central de fuentes ciento por ciento renovables y de menos de 14 años de EPM, cuando el mercado opera dentro de un Sistema Interconectado Nacional (SIN).

Al respecto, el funcionario precisó: “Tenemos que recurrir a la certificación internacional y esto permite entregar los REC cada mes, donde se materializa que el consumo de energía que pactó previamente se atendió con energía renovable”.

En segundo término, cuál es el beneficio real que pueden recibir las empresas que certifiquen que la energía que usan es amigable con el medio ambiente.

En ese sentido, los certificados (REC) que reciben las empresas dan constancia y son reconocidos internacionalmente para avalar reducción de su huella de carbono (emisiones de gases de efecto invernadero), también es favorable para quienes apuntan o están listados en el índice Dow Jones de Sostenibilidad. “Incluso se puede etiquetar en los productos finales que fueron fabricados usando energía verde, lo que es un factor diferenciador y de valor agregado”, acotó el gerente de Ofertas de EPM.

Finalmente, ¿la “energía verde” será más cara para las empresas? No, pues no se trata de un costo adicional, sino que está incluido en el precio de contratos de suministro.

Fuente: El Colombiano