Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Familias ahorrarán dinero en sus facturas de energía al comprar neveras: MinHacienda

Con esto se va a impulsar el consumo y al mismo tiempo, proteger el medio ambiente y el bolsillo de los colombianos.

Mauricio Cárdenas Santamaría, Ministro de Hacienda, explicó que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público reglamentará el impuesto sobre las ventas en la adquisición de neveras nuevas para sustitución.

El jefe de la cartera anunció que la iniciativa hace parte de las medidas del Gobierno Nacional para impulsar el consumo y al mismo tiempo, proteger el medio ambiente y el bolsillo de los colombianos.

De acuerdo con Cárdenas, ya está publicado en la página web del Ministerio el documento del decreto que le facilitará el acceso a refrigeradores de última tecnología a hogares de bajos ingresos, para recibir los respectivos comentarios.

"En la Reforma Tributaria creamos un incentivo para la sustitución de neveras ambientalmente ineficientes, no solo con el propósito de proteger el medio ambiente, sino considerando que éstos consumen una parte muy importante del subsidio de energía de los estratos bajos”, aseguró el funcionario.

Cárdenas destacó además que “el decreto que esperamos expedir reglamenta la tarifa preferencial del 5% en IVA para las neveras nuevas, cuyo precio sea igual o inferior a $956.000 o 30 UVT, beneficio al que podrán acceder personas de estrato uno, dos o tres y que en el momento de la compra entreguen su nevera usada”.

Por otro lado, de acuerdo con MinHacienda, esta medida también busca aumentar el nivel de ingreso de las familias más vulnerables al disminuir el valor que pagan por el servicio de energía con neveras de última tecnología.

"La nevera representa cerca del 40% del consumo de energía de un hogar de estratos bajos. Una nevera nueva consume la mitad de la energía que consume una nevera vieja. Con la tarifa preferencial del IVA, se estimula el cambio a neveras eficientes.", concluyó el jefe de la cartera Mauricio Cárdenas.

¿Por qué sustituir las neveras?

Desde hace unos seis años atrás, tanto el gobierno nacional como el sector privado y organismos multilaterales vienen trabajando en diferentes programas para buscar la manera de sustituir equipos de refrigeración doméstica fabricados antes de 1997, que contienen y requieren clorofluorocarburos (CFC) para su funcionamiento. La razón principal es que estas neveras se caracterizan por su alto consumo energético y contener sustancias agotadoras de la capa de ozono, como los CFC, que son refrigerantes y hacen que una nevera se enfríe y conserve los alimentos, estos componentes son considerados y que requieren una disposición adecuada para desecharse.

Un primer antecedente se dio el 16 de septiembre de 1987, cuando el Protocolo de Montreal fue firmado por los países miembros de la Organización de Naciones Unidas con el fin de reducir la producción y consumo de sustancias que agotan la capa de ozono, disminuyendo su abundancia en la atmosfera. Luego se ratificó y se propuso como meta eliminar de las Sustancias Agotadoras de Ozono (SAO).

Con este acuerdo y el paso de los años, el tema cogió más fuerza y se empezaron a discutir en la agenda pública las acciones que debían implementarse contra el uso de estas neveras.

En Colombia se creó el programa de sustitución de refrigeradores domésticos el cual está dentro de un marco legal y político relacionado directamente con el Programa de Uso Racional y Eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales (Proure), de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME); con la política ambiental para la gestión integral de residuos peligrosos, la política nacional para la gestión integral de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (en construcción), la implementación del Protocolo de Montreal y la Estrategia Colombiana de Desarrollo Bajo en Carbono.

En 2008 se puso en marcha un proyecto piloto llamado "Cambia tu nevera", mediante el cual se sustituyeron 1.898 refrigeradores domésticos en Bogotá. La estrategia consistía en invitar a las personas de los hogares con neveras de fechas de fabricación anteriores a 1999 a adquirir una nevera nueva. Al hacerlo y entregar el aparato anterior, recibían un bono, el cual debía ser utilizado en la compra de la nevera nueva.

Fuente: Revista Dinero