Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Empresas Pro en energía limpia tuvieron rentabilidad de 16.9%

Dentro de las empresas que se ubicaron en el top 10 de mayor contribución están Siemens, Schneider Electric y ABB.

Apostarle a las energías limpias es más rentable. Así quedó demostrado en la tercera versión del informe Carbon Clean 200TM (Clean200), una lista de las 200 empresas más grandes del mundo que generan más de US$353.000 millones en ingresos de energía limpia por año.

De acuerdo con el reporte, entre el 30 de junio de 2016 y el 1 de julio de 2017, las compañías Clean200 generaron una rentabilidad de 16,9%, mientras que las que hacen parte del S&P 1200 Global Energy Index (el índice de referencia para las compañías que aún conservan la matriz de combustibles fósiles) sufrieron una desvalorización de 1,2%.

Según Andrew Behar, coautor del informe y CEO de As You Sow, organización sin ánimo de lucro dedicada a la promoción de la responsabilidad social y ambiental corporativa, estas cifras demuestran que la energía limpia es global y ya no es un nicho.

Más de 30 países están representados por Clean200. Independientemente de la política, las fuerzas del mercado que impulsan los beneficios económicos de la energía limpia son claras y son mucho más poderosas que un pequeño grupo de personas atrapadas en el pasado”, destacó Behar en el prefacio del informe.

Así mismo, para Orlando Santiago, gerente de Fénix Valor, además de que hay un movimiento a nivel mundial que propende por el uso de las energías limpias, “estas cifras también muestran que hay dinero y fondos de inversión que van apostando a algo que efectivamente va a ocurrir y es la transición a ese tipo de energías”.

Dentro de las empresas que se ubicaron en el top 10 de mayor contribución están, respectivamente, Siemens, Toyota, Schneider Electric, ABB, Panasonic, Vestas, Bombardier, Innogy Se, Johnson Controls y SSE, las cuales pertenecen a sectores como la oferta de productos, materiales y servicios relacionados con eficiencia energética.

Según Álvaro Urquijo, director de Qualitas T&T, estas empresas van a tener mejor posicionamiento en el mercado, menos riesgos por sanciones por contaminación y van a ser más eficientes y competitivos.

“Sin duda es una apuesta al futuro. Cuando todas las empresas se empiecen a volcar a las energías fuera de carbono, estas compañías les van a llevar años de ventajas, van a saber cómo son las cosas y van a tener menos costos asociados. Actualmente, están reduciendo riesgos”, afirmó el directivo.

Por su parte, en los cinco últimos lugares estuvieron Cleanaway Waste Management, Hunan Corun New Energy, Fagerhult, Foshan Electrical & Light, Zhejiang Narada Power Sour y en el lugar 200, Havells India.

En relación con los países con más empresas en el Clean200, el top 10 lo encabezó China con 68, seguida de Estados Unidos (34), Japón (20), Alemania (8), India (7), Corea del Sur (7), Canadá (5), Suecia (5), Dinamarca (4), Irlanda (4) Reino Unido (4).

Al respecto, Behar destacó el primer puesto de China, a pesar de que el mercado de valores de Estados Unidos es más del doble. “Estar a la vanguardia en la transición de energía limpia es un imperativo económico, político y geopolítico en lo que se refiere al papel de China como una nación líder en este siglo”, subrayó Behar.

Incluso, hizo énfasis en que de acuerdo con un informe del Institute for Energy Economics and Financial Analysis (Ieefa), cada vez está aumentando la inversión china en energías renovables.

Entre tanto, en el caso de América Latina, Brasil lideró la lista con tres empresas mientras que Chile y México solo cuentan con una.

El Clean200TM clasifica a las mayores empresas de capital abierto a nivel mundial de acuerdo con sus ingresos totales de energía limpia, los cuales son evaluados por Bloomberg New Energy Finance (Bnef). Para ser elegible, una empresa debe tener un valor en bolsa superior a US$1.000 millones y obtener más del 10% del ingreso total de fuentes limpias de energía.

En el reporte también se especificó que no se tuvieron en cuenta cuatro empresas del sector de hidrocarburos y 49 de servicios públicos que generan menos de 50% de su energía a partir de fuentes renovables.

Así mismo, fueron excluidas las que se benefician de la fabricación de armas, deforestación de bosques tropicales, uso de mano de obra infantil y forzada, y las que se involucran en un lobby climático negativo.

Fuente: La Republica