Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Colombia buscará salidas ante fallo de la OMC que le dio la razón a Panamá

Aunque la decisión hay que acatarla, el Gobierno dice que la analizará y tomará las medidas necesarias.

Colombia no podrá seguir aplicando aranceles mixtos a las importaciones de textiles y calzado provenientes de Panamá. Así lo sentenció la Organización Mundial del Comercio, OMC, al dirimir un conflicto comercial que comenzó en 2013 y que el año pasado fue favorable al vecino país, pero apelado por Colombia.

Todo comenzó cuando, por petición de los empresarios colombianos, el gobierno decidió aplicar un arancel mixto para combatir el contrabando, el lavado de activos y el comercio ilícito que se derivaba de operaciones de comercio subfacturadas, que estaban afectando sensiblemente a los productores colombianos de textiles y calzado por los bienes importados de Panamá. Buena parte de estos productos son producidos en China pero obtenían procedencia panameña al ser reexportados desde la Zona Franca de Colón.

Este arancel fue diseñado con dos variables: por un lado, un impuesto al valor de los productos –ad valorem– entre 30% y 40%, y a este se sumaba uno fijo del 10%. El objetivo era controlar que siguieran ingresando al país productos cuyos precios de venta en Colombia resultaban inferiores al costo de su producción, lo que constituye un comercio ilícito y hacía presumir que eran utilizados para el lavado de activos.

De hecho, las medidas lograron su objetivo pues su aplicación provocó una caída cercana al 30% en las importaciones de este tipo de productos, lo que generó fuertes quejas por parte de los comerciantes de la Zona Franca de Colón, que vieron afectados sus negocios, según la agencia AFP.

Pese a los argumentos esgrimidos por el gobierno colombiano, la OMC se pronunció este martes 7 de junio desestimando la apelación al considerar que este tipo de medidas van en contravía de las normas de comercio internacional.

En un informe de 57 páginas elaborado por los tres integrantes del panel encargado de dirimir este conflicto comercial, los embajadores Yuejiao Zhang; Shree Baboo Chekitan Servansing y Peter Van den Bossche, estos expertos reconocieron que Colombia puede aplicar políticas para combatir los delitos mencionados, de lavado de activos y contrabando.

Para la ministra de Comercio, María Claudia Lacouture, frente a la decisión de la OMC de que la medida adoptada por Colombia incompatible con las normas del comercio internacional “nosotros como gobierno nacional vamos a acatar el fallo, y vamos a trabajar en la decisión y en el proceso”.

Sin embargo, la funcionaria destacó que “hay que recalcar que la OMC reconoce que el objetivo de la política establecida en el análisis presentado por parte de Colombia –ante el panel– es legítima e importante. Eso quiere decir que tenemos y seguiremos trabajando en una política que combata el lavado de activos y el contrabando”.

Ahora, el gobierno colombiano buscará definir nuevas medidas de política impidan que la importación de productos como textiles y calzado sean utilizados por contrabandistas y lavadores de activos para desarrollar sus negocios ilícitos.

Fuente: Dinero