Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

La impresión digital en el sector de la moda

Son muchas las marcas de moda que emplean la impresión digital, método poco común que ha convencido a importantes diseñadores.

La impresión digital ha pasado de ser un método poco común en la moda, a una realidad que ha convencido a algunos de los más importantes diseñadores del mundo.

Son muchas las marcas que lo emplean, ofreciendo prendas decoradas con motivos que van desde las tradicionales flores hasta elementos divertidos o diseños complejos en los que el color es protagonista.

Tal ha sido el éxito de esta técnica, que mientras que en 2014 se generaron alrededor de 600 millones de metros cuadrados de textiles trabajados con este tipo de impresión, se espera que para 2019 esta cifra ascienda a 3.2 billones.

El gran paso para esta nueva era se dio en Italia en el 2003, año en el que se lanzó Monna Lisa, una máquina fabricada por la compañía Robustelli en colaboración con Epson, especializada en impresoras, y For.Tex, enfocada en tintas y sustratos químicos.

Hoy, éste desarrollo ya ha sido adoptado por grandes casas fashionistas, como la del italiano Roberto Cavalli, pues permite producir de manera eficiente, con acabados de excelente calidad, infinidad de colores y, por si fuera poco, con un bajo impacto ambiental.

También ha cruzado fronteras, por lo que ya se utiliza en países como Turquía, Brasil, India y China, principalmente en ropa deportiva y en accesorios como corbatas, bufandas, bolsas y zapatos.

Además, en 2008 se creó el proyecto Comon, el cual permite a estudiantes y jóvenes creativos probar Monna Lisa para sus propuestas de moda.

Tomado de El Vigia