Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Los flagelos que enfrentarán los ganaderos en el segundo semestre del año

Después de un inicio de año complejo para el sector ganadero, vienen grandes retos los próximos meses.

El primer semestre del año no cerró bien para los ganaderos. Con la reaparición de la fiebre aftosa, no solo se evidencia el problema de contrabando y abigeato que flagela ciertas zonas del país, sino que se encienden las alarmas ante el continuo aplazamiento de la licitación que busca elegir un nuevo administrador para la cuenta parafiscal de carne y leche, que aporta aproximadamente 30% de sus recaudos al Programa Nacional para la Erradicación de la Fiebre Aftosa.

El Ministerio de Agricultura, tras recibir nuevos comentarios sobre el pliego final de condiciones de la licitación, decidió no solo ampliar el plazo de participación, sino que modificó los requisitos que deben cumplir los proponentes que quieran ostentar la administración de la cuenta.

La decisión final, que ahora se conocerá hasta el próximo 15 de agosto y ya no el 28 de julio como se tenía previsto por calendario, corresponde a que "el Gobierno está tratando de confeccionar un traje a la medida para poder adjudicarle el contrato de la parafiscalidad a un gremio", señaló José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, entidad que participará en la licitación. De acuerdo con las condiciones del Ministerio, las agremiaciones participantes ahora solo deben tener 25.735 miembros y 60 organizaciones afiliadas.

La reducción en la cuota de afiliados beneficiaría, principalmente, a los demás aspirantes a la administración. Aunque según Carlos Estefan, gerente de Analac, organización gremial que ostentaría el contrato a través de un consorcio junto a Unaga y 12 comités ganaderos: "aún estamos viendo si podemos aspirar y esto solo lo podremos saber días antes del 10 de julio".

Esta es la nueva fecha límite para la recepción de propuestas, donde además se conocerán los ajustes del pliego final de condiciones. A la fecha, estos aún no han tenido en cuenta la demanda de algunos ganaderos que piden que los participantes sean solo productores con aportes parafiscales.

Para Lafaurie, esta dilatación repetitiva del proceso afecta la erradicación del brote de aftosa, dado que "el Gobierno, que maneja la parafiscalidad, especialmente los ciclos de vacunación, no terminó haciéndolo como lo venía realizando Fedegán", anterior administrador del Fondo Nacional del Ganado (FNG).

Según el directivo, el nivel de desprotección, especialmente en la zona de alta vigilancia, fue lo que ocasionó que un animal de contrabando infectara un hato, cuando esta problemática ha sido frecuente en los últimos 10 años. Sin embargo, para Estefan, "en la administración de la cuenta de carne y leche, el Ministerio no ha escatimado recursos para el control sanitario" y ha extremado los controles fronterizos contra el contrabando, uno de los problemas que más afecta el estatus sanitario del sector.

Recordemos que según datos de la cartera agropecuaria, en lo corrido de 2017 se han decomisado 122.000 kilos de carne en canal y 1.111 animales de contrabando tan solo en el Vichada. Cifras que son alarmantes si se contrastan con que entre 2012 y 2016 se presentaron 9.024 casos de abigeato (robo de ganado) que ascienden a $84.339 millones, de los cuales solo fueron recuperados 19.727 animales, según datos compilados por Unaga.

Por otro lado, las medidas del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) para prevenir la aparición de la fiebre aftosa en otras regiones del país mantendrán al municipio de Tame en cuarentena indefinida; y por 30 días más a Paz de Ariporo y Hato Corozal en Casanare.

Artículo tomado del periódico La República