Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Habrá 186 sacrificios de ganado por nuevos brotes de aftosa

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) reportó dos nuevos focos de fiebre aftosa, por eso sacrificará de manera preventiva la totalidad de animales en los predios donde se detectó la enfermedad.

Según el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa), los brotes registrados son de origen venezolano y los animales afectados en los dos municipios de Cundinamarca están relacionados. Desde que iniciaron los controles a la enfermedad los laboratorios del ICA procesan diariamente 850 pruebas de animales para descartar presencia de aftosa.

Pero según Carlos Estefan, gerente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (Analac), así el origen del virus esté asociado con el contrabando proveniente de Venezuela, el asunto va más allá. El representante gremial aseguró que “es imperativo determinar si el manejo de la vacuna fue el adecuado en su distribución, almacenamiento, expendio, transporte, conservación y aplicación”, porque “lo más seguro es que un animal oportunamente vacunado no padezca de aftosa”.

Esto llevaría a cuestionar la ejecución de los ciclos de vacunación y la celeridad aplicada en el proceso. Ya que, aunque desde hace casi una semana se identificaron las reses enfermas en Cundinamarca, a la fecha aún no se ha realizado el respectivo sacrificio.

Sobre esto, Luis Humberto Martínez, gerente del ICA, afirmó que “hay un cercamiento sanitario” y por las condiciones de acceso a los predios no ha habido posibilidad de bajar maquinaria, además de otros inconvenientes para cavar las fosas donde deben ser depositados todos los animales.

Aunque Martínez afirmó que con estos dos nuevos brotes no se extenderá la cuarentena, que tiene frenada la actividad comercial ganadera del Magdalena Medio, hay expectativa e incertidumbre en los diferentes comités ganaderos regionales, que ya se esperan grandes pérdidas durante el mes que dura la medida.

La directora técnica de epidemiología animal del ICA, Olga Lucia Díaz, aseguró que el brote de Norte de Santander se encontró en una zona denominada de “protección”, que separa a Venezuela (país no libre de la enfermedad) de Colombia, que mantenía el estatus a través de vacunación.

Estefan aseguró que es necesario reforzar los controles en frontera, pero sobre todo, entender que este es un tema técnico que requiere “mantener un riguroso programa de vigilancia epidemiológica” a las zonas más vulnerables.

El camino para recuperar el estatus sanitario otorgado por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) estaría más lejos.

Hasta el momento, Colombia tiene cerrados siete mercados internacionales, situación que ya impacta las dinámicas comerciales ganaderas, según algunos gerentes de subastas.

 Lo cierto es que solo 28 días después de sacrificar el último animal, la OIE podrá emitir un nuevo concepto sanitario del país.

Tomado de: El Universal.