Cluster, una Iniciativa de Valor Compartido Volver

Positiva participación de la iniciativa de Cluster Lácteo en el Foro Cluster y Valor Compartido

El pasado 1 de agosto se llevó a cabo el Foro Cluster y Valor Compartido, donde el sector lácteo tuvo representación en la agenda académica.

En el Foro Cluster y Valor Compartido, el director de la iniciativa de Cluster Lácteo Bogotá - región, Luis Fernando Vergara, hizo parte del panel “Iniciativas Cluster como experiencia  replicable en el Posconflicto” y expuso el trabajo que se viene desarrollando en el sector.

Allí destacó la oferta de valor de la iniciativa, que incluye dentro de su redacción 3 elementos que le dan soporte y conforman la columna vertebral de las acciones que se están ejecutando:

  • Incremento de los índices de productividad en el sector
  • Mejoramiento de los niveles de calidad tanto físico químico como microbiológicos de la leche
  • Incorporación de los conceptos de ciencia, tecnología e innovación, en las diversas iniciativas que se emprendan para el sector.

La oferta de valor también fue definida pensando en intervenir al sector desde dos ópticas inherentes al incremento de la competitividad y al impacto positivo de las variables económicas del mismo. Por un lado, el mejoramiento o mitigación de las brechas existentes al interior de las empresas que conforman el cluster; y por el otro, el fortalecimiento de las condiciones que harían del sector lácteo un entorno de negocios más competitivo en el contexto local, nacional e internacional.

El Cluster Lácteo trabaja en contribuir a la construcción de escenarios de paz.

En palabras del director de la iniciativa Cluster: "Cualquier proceso de violencia o de distorsión de la paz, trae consigo diversos fenómenos que afectan directamente condiciones sociales, laborales, equidad en la distribución de los recursos (sobre todo de tierras) y por ende la actividad productiva y el desarrollo económico de los territorios víctimas de estos procesos.

En esa línea, partiendo del concepto del trabajo de una iniciativa de cluster que básicamente se define como aquel arreglo institucional donde todos los actores públicos y privados que tienen algún tipo de relación con el sector, de manera colaborativa emprenden acciones para elevar la competitividad de dicho sector.

Y, elevar la competitividad de los sectores, no es más que actuar directamente sobre aquellos factores de empresa, de entorno y de sociedad, que pueden surgir precisamente de los procesos de conflicto. Entonces el trabajo colaborativo enmarcado en una agenda integral productiva definitivamente apoya la construcción de escenarios de paz, pero más que apoyarla considero juega un papel importante en la consolidación o sostenibilidad de dichos escenarios de paz.

Así las cosas, debo responder que considero firmemente que los trabajos realizados desde una iniciativa de cluster contribuyen a la construcción de escenarios de paz de varias maneras: 

A través de trabajo colaborativo: es un eje fundamental del quehacer diario de las iniciativas de cluster y más allá de los resultados en términos de productividad o competitividad que puedan obtenerse, trabajar en equipo otorga confianza en la sociedad, es decir,  soporta la creencia de que “entre todos” es posible detonar cambios que a nivel social impactarían positivamente las regiones en términos de los principales factores inherentes a la implantación de escenarios de paz, tales como: apalancamiento o generación de nuevos empleos que podrían ser ocupados por las víctimas de un conflicto o la generación de ideas o proyectos productivos que incluyan conceptos de bienestar social en las familias al mismo tiempo que apoyan la generación de economías productivas que hagan autosuficientes los núcleos familiares. 

A través de las intervenciones tanto a nivel empresarial como de entorno de los negocios: Las iniciativas de cluster se preocupan por definir o impulsar acciones que vayan orientadas a cerrar las brechas que cada uno de los actores el cluster han identificado (intervención al interior de cada empresa), pero además por hacer del entorno de los negocios de la región, un ambiente favorable para hacer negocios competitivos. Cuando estas dos variables se trabajan de manera articulada, estamos de alguna manera generando un ambiente de equidad, de igualdad de oportunidades y de expectativa favorable de negocios que en últimas apoyan escenarios de paz.

Por ello, las agendas de productividad tienen que hace parte integral de una agenda de construcción de paz, pero sobre todo de consolidación de un paz estable y duradera. 

Capacidad o facilidad de emprender agendas Inter -  cluster: Esta estrategia fomenta aún más la construcción de tejidos empresariales que tengan en común, posiblemente no sólo el sector, sino también actores o proyectos que trascienden de la delimitación geográfica de un cluster, pero prevalecen las mismas brechas a mitigar.

Es aquí cuando un cluster a través de sus acciones puede apalancar o complementarse con otros, y emprender proyectos que no solo incluyan temas productivos sino también acciones generadoras de valor compartido. 

Con actividades inter cluster o entre regiones con brechas comunes, se podrían abordar con más facilidad la creciente demanda social y económica que afrontará la etapa del posconflicto en nuestras regiones."